Redacción | Conil.- Agentes de la Policía Local, han decomisado 90 kilogramos de pescado de diferentes especies que se pretendía vender ilegalmente de manera ambulante en distintas zonas Conil. Tras comprobarse que la mercancía no reunía las condiciones higiénicas necesarias, se ordenó su destrucción.

Según informó la Delegación de Seguridad Ciudadana, que coordina el concejal Manuel V. Alba, Tras la puesta en marcha de un dispositivo especial, con motivo de las quejas de comerciantes y usuarios, en la mañana del pasado martes, los agentes localizaron a diferentes vendedores, todos de la vecina localidad de Barbate,  que transportaban pescado para su venta ambulante.


La venta del referido pescado se realizaba de forma ilegal por distintas calles de la ciudad directamente a los consumidores, el pescado en cuestión, por su transporte y conservación no garantizaba la idoneidad del consumo, pudiendo constituir un riesgo para la salud de los consumidores.

La mercancía fue inspeccionada por un veterinario del Servicio Andaluz de Salud, quien indicó que no ofrecía las debidas garantías para su consumo. Por ello, y en virtud de las facultades otorgadas por la legislación vigente, desde la Alcaldía se ordenó el decomiso y posterior destrucción higiénica del producto. Entre las especies incautadas se encontraban chocos, jureles, merluzas, caballas, etc.

El consistorio conileño espera que la actuación “sirva de advertencia para todos aquellos que realizan la venta ambulante de forma ilegal, ya que se seguirá actuando con la misma contundencia”.

PUBLICIDAD
Compartir con: