Detenido un estudiante mexicano que se  resistió activamente e intentó agredir a los agentes que había intentado sin éxito lograr su plena identificación para proponerlo para sanción administrativa por 

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cádiz a un ciudadano mexicano de 24 años de edad  como presunto autor de un delito de atentado contra agente de la autoridad. El detenido fue localizado en el interior de un piso turístico donde se había organizado una fiesta privada con 18 personas de diferentes nacionalidades, muchos de ellos residentes en la capital al estar cursando estudios universitarios.

La intervención se inició en la madrugada del pasado 7 de marzo tras recibir en el CIMACC-091 la llamada de una vecina informado que se escuchaba bastante ruido de música y de gente congregada en el interior de un apartamento turístico. Hasta el lugar se desplazaron varios indicativos policiales cuyos agentes se entrevistaron una persona que les abrió la puerta de la vivienda y les manifestó que había varios amigos suyos en el interior con motivo de una fiesta, invitando a los agentes a que entraran para comprobar tales hechos.  En el interior de la vivienda los policías localizaron un total de 18 personas de diferentes nacionalidades  que fueron  identificados y propuestos para sanción administrativa por infracción del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARSCoV-2. 

Uno de los  asistentes a la fiesta se negó a dar cualquier dato que facilitara su identidad. Tras negarse en reiteradas ocasiones ante los requerimientos de los agentes, esta persona fue trasladada hasta la Comisaría Provincial de Cádiz a efecto de realizar las gestiones tendentes a su plena identificación para ser propuesto para sanción administrativa.  Durante el traslado, el joven mantuvo una actitud altiva y envalentonada, negándose incluso a bajarse del coche una vez estacionado en la dependencia policial.  Transcurridos unos minutos, los agentes lograron que el joven se apeara del vehículo policial pero sin dejar de lanzar improperios e insultos contra los agentes.

Los agentes interpelaron al joven si tenía en su poder alguna documentación que acreditara su identidad, negándose nuevamente y no colaborando con la acción policial. Por todo ello los agentes procedieron a realizar un cacheo con la finalidad de localizar en su poder algún documento acreditativo de su identidad.  Durante el cacheo, el joven lanzó  un puñetazo en la cara de uno de los agentes que pudo ser esquivado y que ante esta actitud agresiva fue reducido e informado de los motivos de su detención como presunto autor de un delito de atentado contra agente de la autoridad. En un cacheo posterior se localizó entre sus pertenencias su documentación personal quedando plenamente identificado.

Una vez finalizado el atestado policial, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la ciudad de Cádiz.