publicidad


 

publicidad


Los cultivos con más de 1000 plantas de marihuana contaban con todos los elementos  necesarios para favorecer el rápido crecimiento de las plantas 

 

Agentes de la Policía Nacional con la participación  de la Policía Local han desmantelado en Jerez de la Frontera dos plantaciones de marihuana que estaban instaladas instaladas en el interior de de dos viviendas ubicadas en la barriada del “Polígono San Benito” y “Federico Mayo”. Las investigaciones han finalizado con la detención en ambos casos de los responsables de los cultivos así como la aprehensión de más de 1000 plantas de cannabis sativa y  la infraestructura necesaria para favorecer el rápido crecimiento del cultivo.

La primera intervención se realizó en  la barriada de Federico Mayo donde se localizó una vivienda cuyo interior se habían destinado todas las estancias para albergar una  completa instalación dirigida al cultivo acelerado de de cannabis sátiva. En total se aprehendieron 717 plantas, 35 lámparas halógenas, 35 balastros magnéticos, 4 máquinas de aire acondicionado, 4 distribuidores de aire junto con 13 ventiladores de gran tamaño,4 cuadros eléctricos conectados de forma ilícita a la red de fluido eléctrico. Por todo ello fue detenido un hombre de 25 años de edad- propietario y encargado de las instalaciones-  como presunto autor de los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

La segunda operación se  llevó a cabo en el “Polígono San Benito”, donde fue descubierta una vivienda que tenía  tres habitaciones completamente transformadas para el cultivo de marihuana. Los agentes intervinieron 257 plantas de gran tamaño, 6 consolas industriales de aire acondicionado, 5 ventiladores, 20 lámparas halógenas de gran tamaño, 20 balastros magnéticos y 3 cuadros con un enganche fraudulento al suministro eléctrico. En esta investigación, un hombre de 52 años fue detenido como presunto autor  de los delitos de contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. 

Las operaciones han sido realizadas de forma conjunta por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional y el  Grupo Beta de Policía Administrativa de la Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz).