publicidad


El detenido rompió de forma violenta el escaparate de la tienda donde sustrajo dos patinetes eléctricos, dinero en efectivo y un ordenador portátil

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en El Puerto de Santa María (Cádiz) a un hombre como presunto autor de los delitos de robo con fuerza, agresión a agentes de la autoridad y quebrantamiento de condena. El detenido fracturó el escaparate de una tienda donde robó dos  patinetes eléctricos, un ordenador portátil y dinero en efectivo. Gracias a los dispositivos de geolocalización que estaban instalados en los patinetes eléctricos se consiguieron localizar los efectos sustraídos y detener al presunto autor del robo. 

Los hechos ocurrieron en la mañana del pasado 4 de septiembre, cuando, una dotación policial, que se encontraba realizando una patrulla rutinaria, se percató de la fractura de un escaparate de una tienda. Ante tal hecho, los agente procedieron a comprobar el local, realizando a su vez las gestiones necesarias para localizar a su propietario. Una vez el encargado del negocio en el lugar, pudieron comprobar como alguien, además de los daños causados, había robado un ordenador portátil, dinero en efectivo y dos patinetes eléctricos. En ese mismo momento, el propietario de los efectos sustraídos, indicó que los dos patinetes eléctricos contaban con dispositivos de alarma y geolocalización. Ante tal información, los agentes iniciaron las indagaciones pertinentes con el fin de localizar los objetos robados.

Los agentes, tras realizar las gestiones para geolocaliazar los patinetes, consiguieron ubicarlos en una vivienda concreta de la localidad donde acudieron inmediatamente. Después de reiteradas llamadas al timbre, abrió la puerta un varón que, al percatarse de la presencia policial, tornó su actitud a nerviosa. En ese momento, los policías pudieron oír   una alarma que advertía poder ser la del dispositivo de seguridad de los patinetes. Por ello, los agentes solicitaron al detenido que les entregase los objetos sustraídos, a lo que éste contestó con amenazas e insultos y cerrando la puerta de forma violenta. Posteriormente a esto, el arrestado comenzó a saltar los muros de hasta cuatro viviendas colindantes con la intención de huir. Hecho que fue observado por varios agentes que le persiguieron hasta conseguir  interrumpir su huida. En ese momento, el arrestado acometió de forma violenta contra los actuantes propinándoles golpes y patadas.

Controlado el presunto autor del robo, los padres de éste se personaron en el domicilio tras el requerimiento policial. Una vez en el lugar, los policías les informaron de lo ocurrido y que, fruto de las averiguaciones, habían constatado que contra su hijo existía una orden de alejamiento en vigor. Dicha orden prohibía la estancia del hijo en el domicilio familiar. Los padres, una vez en conocimiento de los hechos, autorizaron a los policías a acceder al domicilio para recuperar los efectos denunciados. De este modo, los agentes hallaron dentro de la vivienda los dos patinetes eléctricos y algunos objetos más que podrían haber sido sustraídos en otros robos. Por todo lo acontecido, los policías procedieron a la detención del implicado por los delitos de robo con fuerza, atentado a los agentes de la autoridad y por quebrantar una orden de alejamiento. Del mismo modo, los objetos recuperados fueron entregados a su propietario.