publicidad


Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Jerez localizaron el pasado domingo 23 de mayo una completa instalación de cultivo y procesado de marihuana y detuvieron al propietario del piso como presunto autor de un delito contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico, tras acudir en apoyo de los bomberos del Consorcio de Cádiz al detectarse un peligroso incendio en el interior de una vivienda ubicada en la sexta planta de un edificio de viviendas de nueve alturas en la conocida Barriada de La Constitución en el distrito sur de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Sobre las 20:10 horas da la tarde del pasado domingo los teléfonos de emergencias del Consorcio de Bomberos 085 y de ambas policías 091 y 092 comenzaron a recibir de forma simultánea multitud de llamadas alertando de que una densa columna de humo salía de uno de los pisos superiores del bloque de viviendas ubicado en el Nº9 de la Plaza de Santa Teresa de Jesús.

Inmediatamente se dirigieron al lugar varias patrullas para colaborar con el Cuerpo de Bomberos

Inmediatamente se dirigieron al lugar varias patrullas de ambas policías para llevar a cabo las labores propias en este tipo de siniestros, localizar con toda exactitud el lugar y gravedad del incendio, llevar a cabo el aviso al resto de vecinos del peligro existente y su desalojo en caso de ser procedente, y sobre todo, despejar en todo lo posible las vías para el acceso para los vehículos del Cuerpo de Bomberos así como su protección ante posibles agresiones durante el desempeño de sus función.

En escasos minutos se presentaron en en el lugar tres dotaciones de Bomberos con sus vehículos especializados que llevaron a cabo la extinción de las llamas mientras los agentes establecían un perímetro en la zona manteniendo en lugar seguro a la multitud de vecinos y curiosos que se agolpaban en la plaza y pretendían acercarse en exceso al lugar de los hechos.

Durante la propia extinción de las llamas el fuerte olor a marihuana que emanaba del inmueble ya hacía sospechar a los policías actuantes que en el interior del piso afectado podría encontrarse una plantación ilícita de marihuana, hecho que fue corroborado por los profesionales de bomberos que una vez asegurado el inmueble alertaron a los agentes de lo encontrado en el interior.

Dentro, los policías hallaron una completa instalación indoor dedicada al cultivo y procesado de marihuana compuesto por varias habitaciones habilitadas para tales fines, en total se hallaron trescientas dos plantas de gran tamaño de cannabis sátiva dispuestas para su recolección, la instalación contaba con maquinaria especializada diecisiete packs de lámparas halógenas, cinco ventiladores, dos consolas de aire acondicionado con dos extractores de gran potencia, diecisiete balastros magnéticos, junto con filtros y distribuidores de aire y gran cantidad de cableado eléctrico.

En la cocina del piso, lugar que los bomberos comprobaron que había sido el origen de las llamas debido al incendio en los fuegos de la cocina, los agentes encontraron un gran cuadro de toma de corriente eléctrica, enganchada de forma ilícita e ilegal a la red, con evidentes deficiencias técnicas de seguridad.

Los agentes localizaron al propietario e inquilino del domicilio quién presentaba lesiones leves por inhalación de humos y quemaduras en una de sus manos, procediendo a su detención como presunto responsable de un delito de trafico de drogas no sin antes trasladarlo a un centro médico para que fuera convenientemente tratado de sus lesiones, el varón quedó ingresado en el área de calabozos hasta que fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial.

La Policía Nacional estableció un dispositivo de seguridad en el lugar durante toda la noche del domingo 23 al lunes 24 de mayo para evitar posibles saqueos o manipulación de pruebas en el interior de la vivienda, los agentes especializados en estupefacientes llevaron a cabo la investigación posterior, el desmontaje de toda la instalación y la incautación de toda la sustancia estupefaciente que se acumulaba en el interior del piso.

La intervención fue realizada por agentes del Grupo de Atención al Ciudadano GAC (radio patrullas), del grupo de motocicletas OMEGAS y de la Unidad de Prevención y Reacción UPR, todos ellos pertenecientes a la Brigada de Seguridad Ciudadana, con el apoyo del Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial, todos ellos, pertenecientes a la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera (Cádiz) junto a agentes del Cuerpo de la Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz)