Imagen de la fachada del centro educativo.

El Portavoz de Ciudadanos (Cs) en Sanlúcar, Javier Porrúa, junto a miembros del partido a nivel local, se ha reunido hace unos días con miembros del AMPA del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Quinta de la Paz.

En dicho encuentro, que tuvo lugar a las puertas del centro, Porrúa tomo nota de todas las denuncias que los padres y madres expusieron sobre el estado actual del centro educativo. Exteriormente el concejal constató el lamentable estado de la fachada “donde puede verse el peligro que corren los niños del patio de infantil ante la posibilidad de desprendimiento de las cornisas de la fachada”.


De igual manera pudo comprobar el estado exterior de algunas columnas “donde se puede ver, y tocar sin ningún pudor la ferralla del interior de los muros, con el riesgo que conlleva que un niño toque estos aceros oxidados”. También los padres aseguraron que una de las aulas superiores se encuentra inutilizada ante el desprendimiento de parte del techo en el que puede verse claramente una de las vigas; suponemos que por filtraciones inevitables de las abundantes lluvias. “Sin duda, si el ayuntamiento cree que esto sobrepasa los límites de su competencia, debe exigir a la administración autonómica una seria actuación en este centro educativo”, ha afirmado el edil.

Los padres y madres de los alumnos, también han asegurado que los pequeños están volviendo a sus casas con problemas que está ocasionando la oruga de la procesionaria en el pino existente en el patio interior. Por ello Porrúa ha exigido al alcalde de la ciudad, Víctor Mora, que “no mienta a la ciudadanía anunciando campañas contra esta plaga, cuando aquí no están actuando; y si están actuando, no son eficientes los trabajos realizados”.

Asimismo, los miembros del AMPA explicaron a los miembros de Cs Sanlúcar la problemática que existe con la atención que no reciben alumnos con necesidades especiales en las aulas de 3 y 4 años. “Al parecer estos alumnos no están recibiendo una atención por parte de monitores especializados, si no que están recibiendo materia como cualquier otro alumno, con el consiguiente esfuerzo de sus profesores”, ha afirmado Porrúa, que ha pedido a Mora que estudie de cerca la problemática existente en este ámbito y ruegue a la consejería de educación las medidas que crea oportuna para solucionar esta situación.

Para el portavoz de la formación, “el trato que reciben los usuarios de este centro es inaudito y esperpéntico; ya que uno de sus problemas es el estado de abandono y ruina en la que se encuentra la antigua Residencia Jesús Maestro que linda con el patio de infantil y supone un grave riesgo para esos niños y niñas”. De igual manera ha manifestado no querer entrar en materia de jardinería y limpieza exterior “porque el tema también daría mucho que hablar, aunque la seguridad es lo que más preocupa a los padres y a nosotros como servidores públicos responsables”.

Compartir con: