OPINIÓN| Javier Bello.- Nuestro país no pasa por sus mejores momentos, por todos es sabido que ciertos movimientos independentistas quieren intentar que el pilar fundamental de nuestra democracia vea como sus cimientos cimbrean, y es que algunos políticos de Cataluña llevan años jugando con la unidad de España, pero en estos últimos días hemos llegado al despropósito, donde han permitido que el Presidente de la citada Comunidad Autónomo, sea una persona que tan siquiera se presentó como candidato a dicho puesto.

Los catalanes están viendo como sus instituciones son ocupadas por personas dispuestas a desobedecer las leyes, y a poner en duda la Unidad de España.

Los independentistas intentan aprovechar estos momentos en los que los españoles nos estamos jugando el futuro del país, para desarrollar su aventura secesionista y así intentar conseguir su meta.

Como bien dijo el Presidente del Gobierno en la pasada semana, la realidad del país es que tiene un Gobierno en Funciones, pero un sistema asentado y una Constitución que vela por el bien del país.

Pues bien llevándose a cabo unos acontecimientos bastantes preocupantes la semana pasada en Cataluña, el Partido Popular de El Puerto, llevaba al Pleno del pasado jueves una moción de urgencia, ante la preocupante situación que los políticos catalanes han provocado en España.

De este modo los populares proponían que el Ayuntamiento de El Puerto, declarase que todos los portuenses creemos en la Unidad de España, que es lo que nos aporta estabilidad y seguridad y por otros lado el PP le pidió al Alcalde que le mostrase al Presidente del Gobierno el apoyo de los portuenses, con respecto a la firmeza con la que debe actuar ante unos políticos catalanes dispuestos a incumplir la constitución.

Pues bien el Gobierno Tripartito encabezado por David de la Encina, decidió votar en contra y despreciar de manera expresa a nuestro país.

La izquierda portuense dijo que no era para nada urgente demostrarle a todos los españoles el apoyo de El Puerto de Santa María, a esos catalanes constitucionalistas que estos días están viendo como unas personas dispuestas a incumplir las leyes y romper España han tomado el Parlamento Catalán.

Yo que asistí al Pleno en el que se voto contra esta propuesta por parte de PSOE-IU-Levantemos, no salía de mi asombro, porque ya sabía que el Alcalde, no es portuense y quizás sea ese el motivo por el que tiene paralizada la ciudad,pero bajo ningún concepto pude imaginar que al Alcalde de mi Ciudad le diese igual su país, no le importase España ni la unidad de la misma.

Pero bueno, ayer entendí que David de la Encina es un simple socialista que obedece órdenes de IU y Levantemos (Podemos) por mantener el sillón de presidente de la Corporación y el bastón de mando que no le pertenece a nadie más que a la ciudad de El Puerto en general y la Alcaldesa Perpetua en particular, a la que por cierto, el Alcalde también desprecia.

OPINIÓN| Javier Bello.

Compartir con: