El Partido Popular califica la visita al centro de salud de Los Gallos de “ridículo postureo”. La formación popular considera que “después de llevar once años de retraso por culpa de la negligente gestión del alcalde, José María Román, que vengan ahora a querer dar una apariencia de normalidad es un auténtico insulto”.


Los populares recuerdan que “se han incumplido todos y cada uno de los plazos establecidos para la finalización de la obra. Igualmente, ha quedado demostrado que el gobierno es incapaz de determinar cuándo estará listo el edificio”.

Sobre este aspecto, el PP señala además que “en este momento, el PSOE está usando las instituciones para engañar y hacer campaña electoral. Cabe recordar que una vez finalizada la obra y previamente a la puesta en marcha del edificio, la Junta de Andalucía debe comprarlo, y no hay presupuesto, por lo que venir a hablar de las necesidades de equipamiento es una auténtica tomadura de pelo y muestra de que piensan que los chiclaneros son tontos”.

Desde el Partido Popular vuelven a exigir “claridad en cuanto al plazo de ejecución de la obra, así como que el gobierno determine qué tipo de sanción impondrá a la empresa por incumplir el contrato, si una multa económica o la resolución”.

Finalmente, inciden en que “es sorprendente el silencio de José María Román, el alcalde de las mentiras, que después de tanto engaño es incapaz de dar la cara. Su única forma de hacer política es realizar falsas promesas y buscar grandes titulares, cortinas de humo con las que ha quedado retratado de cara a los chiclaneros”.

Compartir con: