Redacción.- La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha mantenido un encuentro con las personas representantes de las ONG al Desarrollo de Andalucía, en el que ha destacado el “enorme esfuerzo que demuestra la Junta de manera constante en este ámbito”, y que se “volverá a reflejar” este año a través de la convocatoria de subvenciones, que cuenta con un presupuesto de 25 millones de euros.

La Junta de Andalucía, a través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), ha abierto ya hasta el 25 de julio, el plazo de presentación de solicitudes para la convocatoria anual de subvenciones a ONGD, que va a disponer del mismo presupuesto que en 2015, y que se distribuirá entre proyectos de cooperación internacional para el desarrollo (19.092.500 euros), acción humanitaria (2.522.500 euros), educación para el desarrollo (2.700.000 euros), y formación e investigación (685.000 euros).


Según ha destacado Sánchez Rubio, la convocatoria incluye un instrumento de respuesta rápida ante situaciones de urgencia humanitaria que, mediante una regulación específica, calificará a las ONGD especialistas en emergencia, permitirá arbitrar un procedimiento de urgencia y otorgar la concesión directa de fondos para ese tipo de intervenciones.

La consejera ha indicado que “las áreas geográficas prioritarias para la cooperación andaluza seguirán siendo el Mediterráneo, África Subsahariana y América Latina”. Haití ha quedado incluido definitivamente en la lista de países prioritarios, mientras que Colombia y Túnez se constituyen como países preferentes para la cooperación andaluza.

Esta convocatoria de 2016 es la primera cuyas bases se formulan en su totalidad durante el período de vigencia del Plan Andaluz de Cooperación Internacional para el Desarrollo (PACODE) 2015-2018. Como novedad, Sánchez Rubio ha destacado que “se introduce en la formulación de proyectos el denominado Enfoque Basado en Derechos Humanos (EBDH), y se incorpora la alineación con el Enfoque de Género en Desarrollo, que promueve un enfoque de la promoción de la igualdad de género: integración transversal en todas las actuaciones y estrategia específica para la lucha contra la desigualdad”.

Se mantienen las líneas prioritarias de la cooperación andaluza, con especial atención a la situación y necesidades específicas de las mujeres, niñas y niños, así como de aquellos colectivos y personas que se encuentren en situación de mayor vulnerabilidad.

También se incluye la prevención de los impactos ambientales que las intervenciones puedan generar y la preocupación por las consecuencias del cambio climático en el desarrollo de las personas y sociedades, especialmente las más empobrecidas, trabajando en dos líneas: adaptación y mitigación.

Compartir con: