La Consejería de Fomento y Vivienda y el Ayuntamiento de Cádiz han dado el primer paso para constituir la Mesa Tripartita por la Vivienda, un acuerdo alcanzado por unanimidad de todos los grupos en el pleno municipal celebrado recientemente para sentar a las administraciones autonómica, local y a los colectivos sociales e intentar encontrar soluciones viables al problema originado por falta de inmuebles en la ciudad.

En el primer encuentro mantenido esta mañana en la Delegación de Fomento y Vivienda con la concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Cádiz, Eva Tubío, Gemma Araujo se ha mostrado dispuesta a colaborar “en la medida que nos sea posible para poder atajar la escasez de viviendas en Cádiz y tratar de dar soluciones a todas aquellas familias con escasos recursos económicos que no pueden tener un hogar o se ven amenazados por un desahucio”, ha indicado.


Entre las primeras medidas acordadas para avanzar con diligencia en el objetivo común destaca la convocatoria, a lo largo del mes de diciembre, de una reunión con los colectivos sociales de la ciudad sensibilizados con el problema de la vivienda, a quienes se informará de las actuaciones previstas a corto plazo en la localidad y de los recursos disponibles para “caminar todos juntos y en una misma dirección”, según palabras de Araujo.

En el encuentro, la delegada ha informado a Eva Tubío de las próximas actuaciones que se van a cometer en el casco histórico de Cádiz y en la barriada de La Paz, dos de los cinco ámbitos de la provincia declarados Áreas de Regeneración y Rehabilitación Urbana (ARRU) y donde va a ser posible la intervención en 1.039 viviendas del parque público de la Junta en estas dos zonas del municipio, con una presupuesto de 6,34 millones de euros.

En la misma línea, la delegada de Fomento ha puesto a disposición de la referida mesa la Oficina de Defensa de la Vivienda como instrumento desde el que poder tratar de dar soluciones a los casos de desahucio, y ha confiado en que el nuevo Plan de Vivienda será también una herramienta con la que poder recuperar el parque residencial y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos con menos recursos económicos.

Ambas partes han coincidido en la necesidad de intensificar la comunicación y la oportunidad de elaborar un borrador de convenio que contemple la regularización de la   gestión de las viviendas del parque público cedidas al Ayuntamiento, la coordinación de ayudas, la planificación de estrategias conjuntas y el aprovechamiento máximo de los recursos disponibles.

Compartir con: