Flojo comienzo del concurso. La Comparsa isleña (#SanFernando) ha dejado un agrio sabor de boca ante lo que se esperaba. Muchas ganas que se quedan en eso, en ganas. Se nota la falta de experiencia en su vocalización y afinación. Pasodobles eternos. Esperemos que esta experiencia les sirva para un próximo concurso. Una agrupación a la que se le podía sacar mucho jugo, pero no ha sabido exprimirse.

 

La chirigota de Cadiz «Gora ke ahy» dejo su sello de chirigota callejera. Bonita música de pasodoble, aunque pincha un poco en el final. Por poner un «pero», se ha demandado un tipo mas elaborado.

 

La comparsa de #DosHermanas nos dejo un buen sabor de boca. Aun le queda una chispa de maldad, pero es una digna participación en este concurso. Vendría bien trabajar mas la percusión para futuros años. La letra del negro del wathsapp viene con un concurso de retraso. No obstante os esperamos el próximo año.

 

El cuarteto de #Córdoba nos ha dejado buen sabor de boca, aunque comenzaran de una forma tan liviana y los cuples fueran pinchazo total. A medida que va avanzando el repertorio empieza a notarse el acento «cordobeh» (se están relajando en el escenario). Bien en lineas generales, y buenos personajes sobre todo el «rastafari», como ya se le ha bautizado en las redes sociales «Ole los jefes rumbosos».

 

Germán García Rendón nos trae «OBDC. La ultima flor». Se nota la madurez de este joven autor, que a pesar de apuntar alto, parece que este año ha dado un pequeño bajón. Buenas letras y buenas músicas, aunque el pasodoble un poco largo y con demasiados giros. No obstante se queda en las mismas historias a las que nos tiene acostumbrado Rendón. Nos vemos en Cuartos.