publicidad


Han recibido el Premio a la Medicina Gaditana por el Colegio de Médicos de la provincia de Cádiz 

Los profesionales de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario de Puerto Real han sido galardonados con el Premio a la Medicina Gaditana, que otorga el Colegio de Médicos de la provincia de Cádiz desde 2015 y que reconocen cada año a personas y entidades que trabajan en beneficio de la profesión médica y de la asistencia sanitaria. 

En concreto, el galardón destaca el trabajo que realiza todo el personal de esta unidad, ofreciendo una atención integral a los pacientes con enfermedades avanzadas a través de un enfoque interdisciplinario que incluye al propio paciente y a la familia. 

La Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital portorrealeño comenzó como equipo de soporte domiciliario, a cargo de la anestesista Concha Ruiz Pau y la enfermera Toñi González Quiñones. Después se incorporarían las especialistas Eugenia de la Hoz, Belen Dominguez y Raquel Tinoco, y la enfermera Pilar Balbuena.  Los equipos de soporte, como el existente en Puerto Real, permiten priorizar la continuidad en la asistencia que se ofrece a los pacientes en los distintos servicios sanitarios y, especialmente en el domicilio como espacio natural para ofrecer estos cuidados. En ese sentido, se fomenta el apoyo domiciliario, en el que se tienen en cuenta aspectos como la necesidad de respiro familiar o acompañamiento para facilitar la permanencia de las personas en su propio hogar. 

Este año, la unidad ha pasado a incorporar también hospitalización y atiende a una media de 500 nuevos pacientes al año en domicilio y en torno a diez pacientes hospitalizados cada día.

La atención paliativa es un derecho recogido en el Estatuto de Autonomía donde se reconoce literalmente que “todas las personas tienen derecho a recibir un adecuado tratamiento del dolor y cuidados paliativos integrales y a la plena dignidad en el proceso de su muerte”.