Redacción | Chiclana.- Protección Civil continúa con la preparación y formación de sus voluntarios. Así pues, en este caso son diez las personas que en las jornadas de ayer lunes y de hoy martes están recibiendo las primeras clases de reanimación cardiopulmonar y desfibrilador avanzado. Estas clases están siendo impartidas por Antonio Pérez Noria en el Hotel Fuentemar y su coste ha sido asumido por las delegaciones de Salud y Consumo. Estas ocho horas de formación se unen a las que ya han recibido estos voluntarios para poder ejercer con mayor eficacia y garantías su labor en Protección Civil.

Además y en otro orden de cosas, se ha presentado una novedad este verano entre esta entidad y Cruz Roja, ya que se ha mejorado la comunicación entre ambos cuerpos. Los dos cuentan ya con un canal de radio directo abierto para una comunicación directa, con la intención de que, en caso de que se produzca algún incidente, la comunicación pueda ser mucho más rápida que por vía telefónica.


“Con todo esto lo único que perseguimos es que la seguridad en la playa cuente con todas las garantías y que, en caso de que se suceda algún tipo de incidente, la reacción y respuesta sea inmediata por parte de todos los sectores que deban prestar ayuda”, ha puesto de manifiesto el delegado municipal de Protección Civil y Seguridad, José Manuel Vera.

Compartir con: