publicidad


El secretario de Educación del PSOE de Andalucía, Francisco Menacho, ha advertido esta mañana sobre las consecuencias que para el empleo, la estabilidad y la calidad del sistema educativo tienen las primeras decisiones tomadas por el nuevo Gobierno andaluz en materia de Educación. Así, Menacho ha lamentado que la oferta pública de empleo relativa a plazas de Magisterio sufre un drástico recorte ya que pasa de las 4.500 plazas consensuadas por el Ejecutivo de Susana Díaz a 3.800, perdiéndose 700. En el caso de la provincia de Cádiz, ha advertido de que esta medida podría suponer casi un centenar de posibilidades menos de acceso para los aspirantes al cuerpo de maestros y maestras.

Menacho sostiene que “es un gran error del nuevo consejero de Educación, Javier Imbroda, la medida aprobada en Consejo de Gobierno pues supone un gran paso atrás situar la tasa de reposición del profesorado en un 65 por ciento”.

El dirigente socialista entiende que detrás de estas decisiones entre las que también ha situado la libre elección de centro, asoma el verdadero rostro de la derecha que pretende restar fuerza a la educación pública en favor de la privada y la concertada. “Si empiezan a sobrar unidades, sobrarán trabajadores”, advierte.

Junto a la tasa de reposición disminuida, Menacho ha lamentado que la derecha haga seguidismo del decreto aprobado por Rajoy en 2012, “el que más daño ha hecho a la educación”. Ese real decreto- ha explicado- permitía que las comunidades autónomas de forma voluntaria podían aumentar la ratio en 10 alumnos por aula, una medida que el Gobierno socialista de la Junta nunca aplicó. La segunda medida de ese decreto de Rajoy aumentó de 18 a 20 las horas lectivas de los profesores de Secundaria y Bachillerato, “una situación que ha cambiado con una Ley publicada por el BOE de 8 de marzo de 2019 y que tuve el privilegio de defender en el Senado y que permite que a partir del curso 2019-2020 las CCAA podrán implantar de nuevo el horario de 18 horas”. “Andalucía se adelantó y este curso ya están dando 18 horas en Secundaria lo que supuso la contratación de 5.000 profesores más”, ha recordado.

En cuanto a las sustituciones para cubrir las bajas, Menacho ha indicado que “con el decreto de Rajoy tenían que pasar 10 días lectivos con lo que hasta los 12 días no se enviaba al sustituto, dejando a los alumnos sin clase o desviando a los profesores de apoyo”. “Esta Ley socialista ya elimina ese tope de días y establece que las sustituciones se harán de forma inmediata”, ha señalado y por eso, afea al consejero de Educación que dijera que se va a rebajar el periodo de sustitución de 12 a 6 días. “Es que hay una Ley ya que dice que al día siguiente de forma inmediata deben cubrirse las bajas y es lo que pedimos que se cumpla aquí también la Ley”, ha subrayado.