Maese lamenta el repunte de la Violencia de Género en la provincia y rechaza el pin parental, “no por una cuestión de ideología, sino de valores”  

La diputada por Cádiz en el Parlamento de Andalucía y secretaria de Organización, Araceli Maese, ha anunciado hoy la presentación de dos iniciativas que los socialistas elevarán a los plenos de los ayuntamientos y que guardan relación entre sí: una sobre la Ley de Igualdad de trato y no discriminación y otra sobre el pin parental. Respecto a la primera conocida como la Ley Zerolo, la dirigente socialista ha argumentado “su imperiosa necesidad” tras comprobar como el informe sobre “Evolución de los Delitos de Odio en España”, publicado por el Ministerio del Interior, refleja que Cádiz con 49 casos presenta la mayor tasa en Andalucía donde se dieron 201 delitos en 2019, situándose la provincia por encima de la media nacional.

Por eso, ha defendido el objetivo de la PNL que el Grupo Socialista ha registrado hoy para implicar al Parlamento andaluz en el rechazo a las conductas incompatibles con los Derechos y Libertades Fundamentales, apoyando “una Ley paraguas concebida para dar una respuesta integral a la intolerancia y que por primera vez propone un régimen sancionador para todo tipo de discriminaciones. 

La parlamentaria sostiene que “en el contexto actual de crispación y radicalización, con la presencia de la ultraderecha en las instituciones, se hace más necesaria que nunca que España se dote de herramientas y un marco jurídico que mejoren la convivencia y garanticen el derecho a la diversidad”. Maese vincula la tendencia al alza con un 20 por ciento más de casos registrados que recoge el informe de Interior con ese discurso de populismo e intolerancia. “Lo que demuestra que cada vez son más las personas discriminadas por su color de piel, etnia, origen, discapacidad, orientación o identidad sexual o expresión de género, por su creencia religiosa, por la situación de indigencia, o simplemente por la edad. Todos y todas, en algún momento de nuestras vidas, estamos expuestos a padecer algún tipo de discriminación, y debemos impedir toda forma de marginación que lleva a la exclusión y estigmatización en ámbitos como el laboral, educativo, social, el acceso a la justicia, las redes sociales, seguridad ciudadana y hasta la inteligencia artificial”, explica.  

Al hilo, la dirigente socialista ha advertido sobre la agenda trumpista de VOX que “con su propuesta del veto parental atenta contra la línea de flotación que nos iguala y donde se aprenden los valores en libertad, me refiero a la escuela pública”. En este sentido, ha lamentado el repunte de la Violencia de Género con un 9,63 por ciento más de denuncias en 2020 respecto al año anterior. “Esto deja patente una realidad que nos debe hacer sonrojar como sociedad y aún más a aquellos que niegan la violencia machista. Por eso reclamamos igualdad en letras mayúsculas porque sin igualdad somos una sociedad peor. Igualdad de derechos para todos y todas. Pero hay gente que no solo no quiere hablar de igualdad sino que niega la realidad de la discriminación”, ha apuntado.

“No es una cuestión de ideología sino de valores”

La secretaria de Organización recuerda lo que ha sucedido en Murcia donde el PP ha entregado a Vox la consejería de Educación dando vía libre al pin parental, y se teme que aquí en Andalucía “el PP y Ciudadanos se han vendido a VOX y están intentando implantar un modelo conservador y parcial, que limita el currículo educativo a los contenidos que ellos consideran aptos y vetan que en la escuela pública se hable de derechos fundamentales que van a ser después vitales en sus vidas”. “No es una cuestión de ideología, sino de valores”, ha apostillado.

Por eso, en la moción que se discutirá en los plenos de los ayuntamientos desde el PSOE se pide respeto a la libertad de cátedra además de reclamar que se cumpla y se defienda el derecho a la educación y la libertad de enseñanza y desarrollo pleno de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales. Los socialistas quieren que se refuerce el cumplimiento de los planes de igualdad, protocolos LGTBI y formación en igualdad en los centros educativos para la prevención de la violencia de género y superar el sexismo. Y también demandan que se garantice la pluralidad de pensamiento, la enseñanza de principios de convivencia, respeto y tolerancia de una sociedad democrática que deben compartir todos los alumnos y alumnas en la educación obligatoria.