Redacción | Puerto Real.- El Ayuntamiento ha tenido que devolver una subvención concedida en 2014 por la Junta de Andalucía por valor de 36.108 euros. Así lo ha explicado el teniente de alcalde Alfredo Charques, vicepresidente del Impro, que es la entidad municipal que gestionó esta ayuda.

La subvención, concedida al Ayuntamiento entonces presidido por Maribel Peinado, estaba destinada a poner en marcha el servicio Andalucía Orienta, que tiene como objetivo asesorar a la población en la búsqueda de empleo. La convocatoria fue abierta por la Junta en septiembre del mencionado año y en diciembre el Impro ya estaba preparado para la selección de las 7 personas que durante un año iban a trabajar prestando este servicio a la ciudadanía puertorrealeña.


La falta de gestión y la indecisión de los responsables políticos de aquel equipo de gobierno motivaron la advertencia de los técnicos, que alertaron en febrero de 2015 de que sería imposible cumplir con los objetivos marcados en la resolución que concedía la ayuda económica, pues el plazo para cumplir las horas de estos trabajadores expiraría en julio de 2015.

Según explica el propio Charques, el gobierno de Peinado decidió seguir adelante, a sabiendas de que la cantidad aportada iba a tener que devolverse. De este modo, contrató a las 7 personas y pagó sus nóminas y seguridad social por valor de 49.000 euros.

A la hora de presentar balance, las horas trabajadas por las personas contratadas alcanzó únicamente el 51,95% del tiempo fijado, cuando al menos debían haber realizado el 75%. La consecuencia, la devolución de la subvención concedida de 36.000 euros que ahora debe asumir el actual ejecutivo municipal, que afronta una situación económica peor que la de 2014.

Alfredo Charques ha calificado de “irresponsable esta gestión, pues debería haberse renunciado a la subvención o bien actuar con la diligencia debida para que los ritmos administrativos hubieran sido los correctos”.

En este sentido, el responsable municipal del Impro ha recordado que en la última convocatoria de esta subvención, “el Partido Andalucista nos acusó de incapaces e ineficaces porque este servicio no se iba a prestar: un ejemplo más de su soberbia, ya que el Ayuntamiento no consiguió la subvención por la puntuación negativa obtenida en el baremo por culpa de su gestión, que fue superada ampliamente por otras entidades, que sí han conseguido este servicio para Puerto Real.”

Compartir con: