publicidad


La teniente de alcalde Mónica González ha asistido este fin de semana al XI Pleno de la Federación de Municipios y Provincias de la que ostenta la representación del Ayuntamiento de Puerto Real, y que abordó entre los puntos incluidos en el orden del día la elección de un nuevo presidente de esta entidad, que engloba a todas las entidades locales de España.

La representante puertorrealeña, al igual que las de todos los municipios que forman el conjunto de ciudades gobernadas desde junio por candidaturas de unidad popular, se abstuvo en la votación de las candidaturas presentadas tanto por el Partido Popular como por el Partido Socialista.

Los representantes de estas ciudades acordaron hacer público un manifiesto cuyo texto fue consensuado el sábado, y que firman los Ayuntamientos de Ayuntamiento de Madrid, Barcelona, A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol, Cádiz, Rivas-Vaciamadrid, Puerto Real y Zaragoza.

“Las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015 han transformado sustancialmente el mapa local. Por primera vez, iniciativas ciudadanas han llegado al gobierno de las principales ciudades con el objetivo de abrir las instituciones y ponerlas al servicio de las mayorías sociales. Entramos en los ayuntamientos para transformarlos y hacerlos más democráticos, más justos y más transparentes.

La FEMP, tal y como la conocemos, ya no sirve. Dominada por el bipartidismo, no ha sido un instrumento útil para reforzar la democracia municipal. Y tampoco ha servido para contrarrestar normas como la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL), que ha supuesto un ataque sin precedentes contra la autonomía local.

Desde los municipios del cambio, consideramos que es fundamental contar con instituciones que defiendan el municipalismo, las administraciones más cercanas a la ciudadanía y sus necesidades. Consideramos que la FEMP debe asumir estas prioridades ineludibles que deberían empezar por pedir la derogación sin atisbos a la LRSAL. Estos objetivos son compartidos por todos los municipios firmantes y trabajaremos para que se cumplan.

En definitiva, y teniendo en cuenta la diversidad del mapa municipal resultado de las últimas elecciones, consideramos que la FEMP debe afrontar un cambio profundo en sus órganos de representación, abordando cuanto antes una reforma de sus estatutos para democratizar la entidad y no quedarse varada en el actual modelo de gobierno bipartidista.

El pasado 24 de mayo, en paralelo al cambio en muchos gobiernos municipales, se abrió también un nuevo espacio de cooperación entre ciudades al margen de la FEMP. Un espacio solidario de colaboración y trabajo en común, con la ciudadanía como prioridad, que es necesario ampliar y profundizar. Y no dejaremos de hacerlo.

Ayuntamiento de Madrid

Ajuntament de Barcelona

Concello da Coruña

Concello de Santiago de Compostela

Concello de Ferrol

Ayuntamiento de Cádiz

Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid

Ayuntamiento de Puerto Real

Ayuntamiento de Zaragoza”.