Redacción | Cádiz.- El Castillo de Santa Catalina ha reabierto hoy sus puertas al público después de que el pasado domingo tuviera que cerrar por el desprendimiento de una piedra procedente de la fachada de la fortaleza. Fueron los propios trabajadores quienes alertaron a la Policía Local y ésta a su vez a Bomberos para que acudieran al Castillo y tomaran las medidas oportunas para garantizar la seguridad tanto de los trabajadores como de los visitantes. Una vez recibido el informe de los agentes de Seguridad, la Delegación municipal de Cultura optó por cerrar el inmueble al público.

Tras las inspecciones oportunas realizadas por parte del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz, y a tenor de que se trata de un Bien de Interés Cultural, en la mañana de hoy se ha procedido a colocar el andamiaje necesario para proteger la fachada del Castillo.


Al tratarse de un Bien de Interés Cultural, cualquier acción relacionada con la conservación del edificio debe pasar por la Comisión de Patrimonio de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía que es quien debe autorizar cualquier cambio o modificación en el inmueble inscrito como BIC o en su entorno. Por lo que se ha optado por colocar el andamiaje. Paralelamente, los técnicos del área de Urbanismo han elaborado ya el proyecto para actuar sobre la fachada que será elevado a la comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía.

Compartir con: