Más de 13 metros cúbicos de residuos han sido recogidos en el litoral gaditano por la embarcación especializada en la limpieza de las aguas de baño que ha estado en funcionamiento entre el 1 de agosto y el 9 de septiembre. Entre los objetos abandonados o lanzados al mar se han localizado artes de pesca a la deriva,  que han llegado a alcanzar dimensiones de 15 metros de longitud por 4 metros de anchura, con el consiguiente peligro para las especies marinas y avifauna de la zona.

El Ayuntamiento de Cádiz contrató una embarcación especializada para la limpieza de las aguas de baño con el objetivo prioritario de mejorar la calidad ambiental de nuestras aguas. Las características técnicas de la embarcación que prestó los servicio facilitaron su desplazamiento por aguas menos profundas como son las de baño, al disponer ésta de una eslora de 4,15/5,15 metros y una manga de 2,10 metros, siendo su velocidad 15/17 nudos, una capacidad de almacenamiento de 1,2 m3 y una tripulación de patrón y marinero.

Durante la campaña se ha estado realizando un barrido de la lámina de agua paralela a la línea de costa de las playas de la ciudad durante 8 horas los 7 días de la semana, 42 días continuados, procediéndose a la retirada de residuos flotantes y en especial, en el caso de que los hubiese, de las áreas con presencia de nata.

La embarcación estaba preparada para retirar medusas y así minimizar el impacto de las mismas cuando llegasen a las playas; sin embargo, la presencia de estos organismos planctónicos que viven suspendidos en el agua ha sido insignificante.

La empresa Ecolmare, adjudicataria del servicio, una vez realizada la limpieza de las aguas ha asumido la canalización de los distintos residuos retirados de las playas a sus respectivos destinos. Concluido el servicio se contabilizaron 13,15 m3 de residuos retirados de la lámina de agua, siendo éstos preferentemente plástico.