Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cádiz a una mujer de 40 años de edad como presunta autor de un delito continuado de hurto. La detenida que trabajaba con empleada de hogar en un domicilio ubicado en la ciudad de Cádiz fue apoderandose durante los últimos meses de joyas, dinero y otros objetos de valor que el matrimonio guardaba en la vivienda. Los investigadores tras esclarecer los hechos han recuperado joyas sustraídas valoradas en más de 20.000 euros que se encontraban puestas a la venta en casas de compra venta de oro y segunda mano.

La investigación se inició a raíz de la denuncia interpuesta por los afectados que revisando las joyas que tenían guardadas en su domicilió se percataron que les faltaban un reloj, un colgante de con diamantes, unos pendientes y tres cadenas, todo ello de oro y valorado en más de 12.000 euros.

Fruto de las gestiones realizadas por los agentes de la Brigada de Policía Judicial se localizaron la joyas sustraídas que fueron mostradas a los denunciantes, los cuales reconocieron la totalidad de las joyas e incluso algunas de las que no se habían percatado de su sustracción debido a que eran joyas antiguas de las que no daban uso.

Los investigadores recabaron pruebas incriminatorias que determinaban la identidad de la presunta autora del hurto que resultó ser la empleada de hogar que los denunciantes tenían contratada.

En el momento de su detención la investigada entregó a los agentes parte de las joyas y del dinero que aun tenia en su poder. Algunas de las joyas sustraídas no han podido ser recuperadas al haber trascurrido varios meses.

Una vez finalizado el atestado policial y tras tomar declaración a la detenida, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.

La investigación ha sido realizada por agentes del grupo de Delincuencia Urbana perteneciente a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaria Provincial de Cádiz.

Compartir con: