publicidad


El alcalde de Chiclana y diputado de Desarrollo Económico pide “desde la humildad” a ambas partes, una apuesta por el entendimiento, de cara al futuro del sector en la Bahía de Cádiz

El alcalde de Chiclana y el diputado de Desarrollo Económico de la Diputación de Cádiz, José María Román, ha querido pronunciarse en lo referente al conflicto surgido en astilleros entre empresas y trabajadores. En este sentido, ha especificado que “Chiclana cuenta con el 50 por ciento de la industria auxiliar de astilleros, por lo que este conflicto, aunque no esté en nuestro municipio, nos toca de cerca”, incidiendo en que “estamos viviendo con preocupación la crisis que hay entre la patronal y los trabajadores y, con la única intención de bajar la tensión y por la necesidad de diálogo, creo, desde la humildad, que las partes implicadas puedan sentarse y dialogar, para que no tengamos una grave situación más que añadir a la Bahía, que ha peleado mucho y sigue haciéndolo para salir adelante”.

En este sentido, el alcalde ha recordado que “el Gobierno de España  ha hecho un esfuerzo muy potente para que en los astilleros haya carga de trabajo, pero esto no quita que debamos seguir peleando para que esa carga continúe existiendo, porque se lee con preocupación el aviso que hace la patronal con respecto a que hay empresas que puedan dejar de confiar en los astilleros de la Bahía, por la situación de crisis”. “Existe una carga de trabajo amarrada de cara al futuro, pero no se puede poner en riesgo. Es por ello que, humildemente y sin pretender molestar a nadie ni decir lo que cada uno debe hacer, pediría, si se puede hacer, un esfuerzo para que haya una mesa en la que se puedan sentar las dos partes implicadas. Creo que sería una iniciativa muy importante, por los tiempos por los que pasamos, por la preocupación que existe por el empleo en la Bahía y por el inmenso trabajo que está constando sacar adelante todo esto. Creo que solo por eso, las partes deberían ceder un poco y llegar a ese diálogo necesario para conseguir un entendimiento entre los trabajadores y la patronal”, ha reseñado.

Además, José María Román ha destacado que ese diálogo y ese acuerdo será el principio, “y ya llegará luego que las administraciones puedan hablar con otras superiores como la Junta o el Estado, para que la carga de trabajo pueda ser mayor, pero a día de hoy, creo que lo más relevante, en un momento tan difícil como en el que estamos, que no vayamos a romper el cordón de la comunicación, porque lo que se necesita es diálogo, que se pueda llegar a entender a la parte contraria y, por el bien de todos, poner solución a un conflicto que puede ir a mayor”.

También ha recordado que, “con la llegada del COVID-19 hemos visto como el sector industrial, al igual que otros, recibía una patada. Ahora estamos en la recuperación en cuanto al empleo en la industria y por eso la crisis de astillero puede traer una situación muy negativa para el futuro crecimiento industrial. La provincia necesita un sector industrial potente y debemos seguir trabajando para conseguirlo, pero para ello debemos luchar para no perder lo que tenemos. Pasamos por unos tiempo complicado y, a lo mejor, lo que se necesita es bajar el problema al suelo y gestionarlo para buscar una solución válida para todos y que sea favorable para el futuro de la Bahía y de la provincia”.