El portavoz del Grupo Municipal Andalucista, Fran Romero, ha mostrado su apoyo al comité de empresa de Navantia San Fernando, que hoy ha anunciado su decisión unánime de ejecutar un calendario de movilizaciones que continuará hasta que el Gobierno Central reanude de forma inmediata los trabajos del encargo de las cinco corbetas para Arabia Saudí. Romero asegura que “la única opción posible para el futuro de La Isla pasa por que el Gobierno Central evite la paralización de un encargo que ya era de Navantia y recomponga una tensa situación diplomática que el mismo ha provocado”.


El líder andalucista ha analizado las desafortunadas declaraciones realizadas esta tarde al respecto por la ministra de Defensa, Margarita Robles, durante su comparecencia en el Senado. “Creemos que la ministra no comprende en su justa medida el alcance que este contrato, sin precedentes, tiene para San Fernando y para la Bahía. Ya que supone una oportunidad de oro que no se puede dejar escapar para generar empleo en una zona en la que el desempleo es un problema estructural e histórico y para hacer realidad el necesario rejuvenecimiento de la plantilla de nuestros astilleros. Éste contrato, que se desarrollaría en los próximos años, permitiría a una generación de jóvenes isleños formarse y trabajar en el sector naval y vivir en su tierra”, indica Romero.

De esta forma, el portavoz no comprende el proceder de Robles con respecto a este encargo: “No entendemos que se tenga que paralizar y analizar durante meses un contrato de esta magnitud, que ya era una realidad y que es imprescindible para la ciudad y para la Bahía. Ahora la ministra insiste en recordarnos en que los contratos de las corbetas y los de las bombas de precisión no son vinculantes, pero lo cierto es que, a pesar de que sabemos que no están vinculados ni contractual ni legalmente,  ante este proceder Arabia Saudí sí los ha vinculado de facto. Prueba de ello es que anulase la visita a San Fernando de su máxima autoridad militar prevista para la próxima semana”.

Romero continúa mostrando su rechazo a las declaraciones en las que Robles achaca el malestar de la plantilla de Navantia a unas “malidicencias políticas” sobre este contrato. “Es normal que los trabajadores desconfíen del Gobierno Central, ya que el gobierno socialista, con sus decisiones y su ambigüedad, es el único responsable de todo el miedo e incertidumbre generado entre los trabajadores. La paralización del contrato por parte del gobierno socialista ha provocado la suspensión de la visita programada por parte de Arabia Saudí y ésta es una consecuencia directa del confuso proceder del gobierno y no de malidicencia alguna de nadie”, indica el portavoz.    

“Sólo cabe situarse al lado de los trabajadores y profesionales de nuestros astilleros. Entre todos tenemos que seguir sumando para que sus reivindicaciones, siempre justas, sean escuchadas. Cuando se trata de luchar por la carga de trabajo de Navantia tenemos muy claro que no hay lugar para la ambigüedad y sí para el discurso contundente. Y por eso la gran familia isleña que forma la factoría de Navantia, como ya es costumbre, nos encontrará a su total disposición”, indica el portavoz

“El futuro de nuestra ciudad pasa necesariamente por el ingente empleo y las oportunidades que trae consigo este gran encargo. Entendemos el enfado y la desconfianza de los trabajadores, porque sería inadmisible renunciar, por cuestiones que nunca han sido un problema, a un encargo que tras mucho tiempo y el esfuerzo de todos se hizo realidad. No lo olvidemos, Navantia sólo sigue haciendo el buen trabajo que lleva haciendo siempre desde hace 300 años, aquel que le ha convertido en referencia y le sitúa a la vanguardia tecnológica en el sector naval. Confiamos en que el Gobierno Central no tarde en arrojar la tan necesaria certidumbre y que, después de unos titubeos innecesarios que no han ayudado a nuestros astilleros, se confirme la continuidad de este contrato”, concluye Romero.

Compartir con: