El equipo de gobierno ha iniciado este viernes una ronda de reuniones con los representantes de la Federación Isla de León y asociaciones de vecinos en cuyos barrios se van a llevar a cabo los proyectos contemplados para acometer a lo largo del año 2016, fruto del remanente de tesorería del año 2014 y que asciende a 1.596.000 euros. Como se anunció desde el Ayuntamiento este pasado jueves, se trata de una cantidad que el anterior equipo de gobierno debería haber invertido en mejorar la ciudad, transformando sus espacios públicos, equipamientos y actuando además en un plazo prácticamente inmediato de tiempo.

De esta manera, las dos primeras de las reuniones han tenido lugar hoy con las asociaciones representantes de los vecinos de La Ardila y Bazán. En el Centro Cívico Eugenio Pérez Gener fueron convocados miembros de las asociaciones vecinales de la barriada de La Ardila. La alcaldesa de la ciudad, Patricia Cavada y el primer teniente de alcaldesa, Fran Romero, junto a la delegada general del área de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, han explicado a los vecinos el proyecto de mejora y ampliación del Centro Cívico Eugenio Pérez Gener, que es el que el gobierno local contempla en su agenda de intervenciones sufragadas con el remanente de tesorería.


La primera edil ha explicado que las actuaciones previstas para este lugar responden así a una demanda vecinal histórica, y estarán primordialmente centradas en una ampliación lateral del centro que será destinada a las personas de mayor edad, lo que vendría a ampliar las infraestructuras y servicios de atención a nuestros mayores con las miras puestas en un futuro centro de día que mejore la calidad de vida de las personas de edad. “Se trata de un sector de edad con el que nos hemos comprometido y con importante presencia en La Ardila -explica la primera edil-. Existe un centro de participación activa en San Fernando concertado con la Junta de Andalucía, pero es necesario atender la demanda en este sentido que nos hacen los vecinos en otras zonas de la ciudad, en este caso de La Ardila”, apostilla.

“El objetivo de esta reunión -explica Cavada- es dar a conocer con exactitud un proyecto que amplía el edificio en un entorno que ofrecerá nuevos servicios al ciudadano”. Por su parte, Romero destaca que se utilizará este remanente para emprender diversas actuaciones que redundarán en la mejora de calidad de los habitantes de esta barriada, tanto de mayores como de pequeños. “Entre estas inversiones se encuentran la mejora de las áreas de juegos infantiles y de los parques y jardines del entorno de La Ardila. En una siguiente fase trabajaremos para dotar de una nueva pista deportiva a esta zona. Continuaremos trabajando para mejorar La Isla barriada a barriada”.

El presupuesto para la ampliación del centro cívico alcanza los 250.000 euros y 60.000 euros para la adecuación del entorno.

La segunda reunión ha tenido lugar esta misma tarde con los vecinos de la barriada Bazán, a los que el gobierno local les ha presentado los proyectos que contemplan dos principales intervenciones en sendos espacios: la plaza de la Sagrada Familia y el Centro Cívico lindante con la carretera de la Carraca. La actuación urbanística en la plaza central de esta barriada tendrá como principal objetivo transformarla en un centro de encuentro vecinal gracias a la disposición más acorde del mobiliario urbano, ampliar zonas abiertas que permita una ampliación hacia el colegio de Los Esteros, mejorar el parque infantil y nuevo arbolado. Con respecto al Centro Cívico, se llevarán a cabo diversas obras y la adaptación del espacio para acoger lo que será la nueva sede vecinal. Patricia Cavada y Fran Romero han señalado el carácter medioambiental con el que se acometerá el proyecto para la plaza central del barrio de la Bazán, destacando lo que será la nueva ubicación de la sede de la entidad vecinal, que disfrutará de una zona y entrada independiente del centro cívico y anexa al salón de actos ya existente, haciendo especial hincapié en “la pujante labor que viene llevando a cabo esta asociación y también las reivindicaciones históricas de los vecinos de la zona”, apostilla la alcaldesa. “Seguimos trabajando por el bienestar de nuestros vecinos, para contribuir a mejorar su calidad de vida y para que La Isla ofrezca unos espacios y equipamientos municipales más disfrutables, sostenibles y completos”, concluye Romero.

El presupuesto que será destinado a las intervenciones en la Bazán asciende a 120.000 euros.

La ronda de reuniones continuará la próxima semana con entidades del mundo del deporte para mejorar las instalaciones deportivas de la ciudad y otros colectivos como el del taxi o los detallistas del mercado central.

 

Compartir con: