publicidad


El responsable del área de Servicios Económicos, Hacienda y Recaudación de Diputación, Juan Carlos Ruiz Boix, se ha reunido con el alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero, con el objetivo de analizar el comportamiento de la gestión tributaria en este municipio de la Costa Noroeste y planificar el próximo ejercicio 2020.

publicidad


La reunión se incluye en la ronda que emprende Ruiz Boix para determinar las incidencias y propuestas de mejora en cada uno de los municipios que han encomendado la recaudación de sus tributos a Diputación. En este encuentro participó la concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Chipiona, María Naval y personal técnico de ambas instituciones.

El ejercicio 2018 se cerró con una liquidación favorable a favor del Ayuntamiento chipionero. Tras cerrar todas las vías de ingresos fiscales, y una vez practicadas las deducciones, se confirmó un saldo positivo para las arcas municipales cercano a los 480.000 euros. De momento en 2019 sólo se ha cerrado la recaudación procedente del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, con un importe que ronda los 600.000 euros; y en vía ejecutiva se han ingresado –como principal- más de 1,3 millones de euros, muy próximos a las estimaciones contempladas para este año.

En el ejercicio aún en vigor 837 contribuyentes de Chipiona optaron por saldar sus obligaciones fiscales a través de los planes personalizados de pago, dispuestos por Diputación para agrupar todos los tributos y liquidarlos hasta en diez meses sin intereses.

No obstante los ingresos fiscales ya cerrados no son significativos, en relación a los resultados globales que se liquidarán al término del ejercicio. Para este año el Servicio Provincial de Recaudación estimó, tras deducciones, unos ingresos cercanos a los trece millones de euros para Chipiona.