En diciembre de 2016, la Junta de Andalucía aprobaba las bases reguladoras del Programa de Incentivos para el desarrollo energético en Andalucía 2017 – 2020. Se inició entonces la convocatoria pública para acceder a las ayudas en concurrencia competitiva, por orden de llegada, en agosto de 2017.


Los incentivos que se plantean en esta orden, entre otros muchos, contemplan una línea denominada “de construcción sostenible”, a la que pueden acceder las corporaciones locales, y en la que se respaldan inversiones de ahorro, eficiencia, aprovechamiento de fuentes renovables, reforma y adaptación de infraestructuras urbanas de uso público, incluido el residencial, con un total de 38 categorías de proyectos incentivables.

El Coordinador de Andalucía por Sí (AxSí) en El Puerto, Antonio Jesús Ruiz, recuerda que “los ayuntamientos que han solicitado estas ayudas pueden llevar a cabo en los edificios para los que hayan pedido el incentivo aislamientos, ventanas, protección solar, soluciones bioclimáticas, generación de energía para autoconsumo mediante energías renovables, climatización, cambio en la iluminación, etc.”.

De este modo, Antonio Jesús Ruiz denuncia que “en el caso del Ayuntamiento de El Puerto, que no ha solicitado ninguna actuación, podrían haberse solicitado ayudas para mejorar las condiciones de edificios como el Monasterio de la Victoria, para poder ponerlo en valor en mejores condiciones que en la actualidad, o para los edificios cerrados y de propiedad municipal como la Sala Pozuelo, en la calle Federico Rubio, o el antiguo edificio de Bienestar Social en la calle Santo Domingo, junto al instituto, entre otras muchas opciones”.

“También habría sido una buena oportunidad para llevar a cabo la adecuación y reparación del Mercado de Abastos de la ciudad, abandonado por el equipo de gobierno de De la Encina”.

“Lo interesante de estos incentivos es que llegan al 80% de subvención de la inversión total que se lleve a cabo, suponiendo tan solo el 20% por parte del Ayuntamiento, pero que en todos los casos supondrán mejoras en cuanto a la conservación y rebajas en la factura eléctrica de esos edificios, consiguiendo que los mismos se autoabastezcan de la energía que necesiten”.

Para Antonio Jesús Ruiz: “La situación de bloqueo de David de la Encina, hace que la ciudad pierda oportunidades para poner en valor edificios municipales, no teniendo ni siquiera comunicación con las administraciones que gobiernan sus compañeros de partido”.

Ruiz concluye: “La situación de desgobierno del Ayuntamiento hace que no haya ninguna planificación, y no se están poniendo en marcha actuaciones que los técnicos municipales de los que disponemos puedan plantear acciones ventajosas para la ciudad”

Compartir con: