La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas de la Junta en Cádiz lanza una serie de recomendaciones a la ciudadanía tras la detección de dos casos sospechosos autóctonos de infección por virus dengue en España, con la sospecha de haber contraído la enfermedad bien en Murcia o bien en la provincia de Cádiz. En primer lugar, se recomienda evitar recipientes con agua estancada en las viviendas y se aconseja vaciar y limpiar en la medida de lo posible todos los objetos y contenedores en los que se pueda acumular agua (jarras, cubos, ceniceros, juguetes, platos de animales domésticos, platos debajo de tiestos, etc.), y evitar su posterior inundación, por ejemplo, invirtiéndolos o poniéndolos a cubierto.


En el caso de elementos fijos y objetos que no se puedan retirar, se deben revisar atentamente al menos dos veces por semana y eliminar cualquier cúmulo de agua, limpiando los recipientes y evitando que se vuelvan a llenar. En el caso de los platos de tiestos, cuando estos no puedan retirarse, hay que mantenerlos secos. Los neumáticos se deben mantener secos y bajo cubierto.

La Junta señala también que, en los casos en que se considere imprescindible tener algún tipo de recipiente con agua en el exterior, es necesario que estos se mantengan tapados, mediante una tapa o una tela de mosquitera fina (malla de 2 mm de medida máxima). En recipientes destapados (por ejemplo, abrevaderos para animales) hay que renovar el agua dos veces por semana, como mínimo.

También hay que proteger pozos y aljibes con mallas mosquiteras y vigilar el riego por goteo, que puede dejar puntos de agua en las macetas y platos, así como renovar diariamente el agua de los bebederos de mascotas. Se recomendará igualmente echar agua por los sumideros al menos una vez a la semana para evitar su estancamiento y se indicará que los canalones de recolección de aguas de los tejados se mantengan limpios de restos vegetales.

Asimismo, hay que hacer el mantenimiento de los sumideros de los patios y evitar los agujeros y las depresiones del suelo donde se pueda acumular agua. En el caso concreto de las balsas o las piscinas, hay que actuar para que el agua que contengan no se convierta en un foco de cría de mosquitos. Cuando estén vacías, se deben mantener completamente secas.

Por otro lado, desde la Consejería de Salud también se recuerda que para prevenir y protegerse frente a esta enfermedad y otras transmitidas por vectores, se recomienda el uso de repelentes registrados para uso doméstico. En caso de usar aerosoles de uso doméstico (insecticidas), hay que airear bien las habitaciones. De igual modo, son efectivos los difusores eléctricos antimosquitos para el interior de las habitaciones, que deben usarse siempre con las ventanas abiertas. Otra manera de prevenir es el uso de mosquiteras en ventanas y puertas.

La Junta de Andalucía quiere transmitir un mensaje de tranquilidad, ya que las medidas adoptadas de forma coordinada por las autoridades sanitarias implicadas y la época del año en la que nos encontramos, donde empieza a disminuir la densidad y presencia de mosquitos, hacen que la probabilidad de que aparezcan en estos momentos nuevos casos autóctonos en España es muy baja. La mayoría de las infecciones por esta enfermedad, que no se trasmite de persona a persona, son asintomáticas y sólo un porcentaje inferior al 5% de casos puede resultar de gravedad.

Compartir con: