El Ayuntamiento avanza hacia el modelo de movilidad europeo de ciudades sostenibles y ya estudia un plan para regular estas grandes bolsas como zonas señalizadas de forma específica, así como los pasos a dar para su mejora, unificación y la protección del suelo en el que se ubican

Inmerso actualmente en la modificación de la Ordenanza de Tráfico por sustituirla por una nueva Ordenanza para una Movilidad Amable y Sostenible y en la aplicación de la nueva Agenda Urbana, el Ayuntamiento trabaja ya para, en el marco de este proceso para regular la mayor red de aparcamientos públicos gratuitos como estrategia para la reducción de la presencia de los vehículos en el espacio público

La alcaldesa, Patricia Cavada, ha explicado que San Fernando se encuentra actualmente en un momento decisivo en la aplicación de su estrategia para la reorganización de los desplazamientos de la población. El objetivo es pasar de un modelo que invitaba a dormir y salir, a uno pensado para acceder y disfrutar de la ciudad, acudir a eventos, pasear la ciudad y disfrutar de la hostelería, sobre la base de una nueva movilidad urbana.

El Gobierno municipal tiene claro y trabaja para que San Fernando aproveche la oportunidad de reconducir la situación y saque partido a su potencial con una apuesta por una nueva planificación de la movilidad urbana basada en una nueva jerarquía del sistema viario; un nuevo orden de los medios de transporte que indica en sentido descendente el nivel de preferencia vial en el uso de espacios públicos; la multimodalidad como comprensión del viaje como una cadena de desplazamientos que deben ser incluidos en su totalidad en la planificación, la proyección y la gestión optimizando la eficacia de la movilidad; la supermanzana como nueva célula urbana; la Red de Estacionamientos Tácticos de vehículos en superficie, públicos y gratuitos, para facilitar a los visitantes y residentes un aparcamiento fácil desde el exterior y no desde el interior, desde donde comienzan los itinerarios peatonales; los modos de Transporte Colectivo como modo preferente de desplazamiento urbano y metropolitano; la apuesta por el tránsito peatonal y su consideración de preeminencia; y red de ciclo-infraestructura diseñada para fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte habitual.

Para el Gobierno local, uno de los elementos más innovadores de San Fernando en esta reordenación de la movilidad y en el proceso de modificación de la ordenanza es la red de aparcamientos tácticos y su regulación y, por eso, junto a la nueva Ordenanza se está realizando un plan  para clasificarlos, ver qué infraestructuras son necesarias, así como su situación jurídica para protegerlos y garantizar su gratuidad. 

En la actualidad, la ciudad cuenta con más de 75 grandes aparcamientos situados estratégicamente por toda la ciudad y vinculados al comercio, equipamientos, zonas residencias y con conexión con otros modos de transporte, aunque no todos ellos formarán parte de la red de aparcamientos tácticos. “Estamos convencidos de que contamos sin duda con la mayor red de plazas públicas de aparcamiento en superficie gratuitas a tenor de cualquier indicador”, ha apuntado Cavada.

La principal ventaja de los aparcamientos tácticos es que permiten reducir el acceso del vehículo al interior del área central de la ciudad, limitar la velocidad, dar preferencia a peatones y ciclistas, a la vez que sustituir progresivamente las plazas de aparcamiento de medianas y aceras por las creadas en estos espacios físicos específicamente diseñados. 

La estrategia municipal en favor de una movilidad peatonal más amable y de la lucha contra el cambio climático lo que busca es que los desplazamientos en coche se realicen en el menor tiempo y con la menor contaminación posible, por las vías básicas de circulación de la ciudad, y que los conductores encuentren grandes aparcamientos públicos gratuitos de calidad a menos de 500 metros de sus destinos finales. Estos aparcamientos tácticos invitan a dejar de la forma más fácil y rápida posible el vehículo y adentrarse en la ciudad a pie. 

El Ayuntamiento ya viene trabajando para que la unión de estas vías básicas y aparcamientos libere espacio público, antes invadido por los coches, y ha apostado por la eliminación progresiva de aparcamientos en aceras, medianas y centro histórico de la ciudad a la vez que facilita la vida de conductores y peatones. Así se ha actuado en grandes avenidas como Pery Junquera o Constitución y en muchas calles del centro de la ciudad

Un aspecto fundamental que ya se garantiza y regula en la misma ordenanza, es la gratuidad de los estacionamientos de vehículos en cualquiera de los parkings públicos incluidos en la Red de Aparcamientos Tácticos Municipales. La regidora ha dejado claro que “hay interés y ofertas de empresas interesadas en regular estos aparcamientos, pero estamos convencidos de que al ser gratuitos evitamos que los conductores den vueltas buscando aparcamiento, que haya coches moviéndose de manera innecesaria, con contaminación, ruido e incomodidad para la ciudadanía”.

El Ayuntamiento está también en negociaciones con muchos de los titulares de los actuales solares que se destinan a estos aparcamientos. Muchos disponen de convenios que permiten su uso por exenciones de tasas e impuestos municipales, pero desde el Consistorio se está negociando para que puedan mantenerse el máximo de ellos mediante compras, permutas o acuerdos. 

Desde el Gobierno municipal ya se está ultimando esa regulación definitiva de estos aparcamientos, y para ello se va a invertir en la mejora progresiva de estas infraestructuras en todo lo relativo a su pavimento, pintura, iluminación, zonas verdes, digitalización y estética uniforme a un diseño de identidad de conjunto.

Por eso, con la nueva Ordenanza se está realizando también un análisis de las necesidades de infraestructuras sobre un modelo tipo de aparcamiento que debe tener las mejores condiciones para su uso, incluyendo su digitalización con paneles informativos por la ciudad que informen sobre el estado de ocupación de los mismos, sin olvidar necesidades de futuro respecto al autoabastecimiento energético.

De hecho, esa Red de Aparcamientos Tácticos será uno de los proyectos que el Gobierno municipal presentará a la convocatoria del programa de ayudas para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano.

Hay que recordar que con el inminente inicio de las obras del Parque de la Magdalena, el Ayuntamiento ha programado una serie de actuaciones que van a permitir mantener el número de plazas de estacionamiento existentes actualmente, que cumplen una función principal en el acceso al centro de la ciudad. 

Así, junto al aparcamiento que se proyecta en la propia Magdalena (con 127 plazas para coches, algunas reservadas a personas de movilidad reducida y otras para recarga de vehículos eléctricos; así como una docena de plazas para motos), ya se ha licitado el desarrollo de un aparcamiento en dos solares contiguos en la avenida San Juan Bosco. 

Este proyecto ya licitado, que va a permitir contar con 132 plazas de estacionamiento para mejorar las prestaciones del Parque de la Magdalena y dar respuesta a las necesidades de los vecinos y vecinas de la zona, contará con una inversión de 500.000 euros cofinanciados por el Consistorio y la Diputación de Cádiz.

Esta gran bolsa, junto a la reordenación y mejora del aparcamiento que se encuentra frente a este, así como a las plazas que se incluirán en la obra que se realizará en el lateral de la Magdalena junto a la Cruz Roja y la gran bolsa de aparcamientos existente frente al Zaporito, completan un enorme núcleo de aparcamientos públicos gratuitos en esta zona.