Redacción | San Fernando.- Más de medio millar de efectivos toman parte en el simulacro de emergencias que se desarrolla a lo largo del día de hoy y mañana en San Fernando con el objetivo de comprobar los mecanismos de respuesta y coordinación que deben ponerse en práctica para ofrecer una protección ágil y eficaz a la ciudadanía en caso de catástrofe real.


Los servicios de emergencias de la Junta de Andalucía (112, Grupo de Emergencias de Andalucía – GREA-, Protección Civil, el Servicio Andaluz de Salud (SAS), Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) e Infoca), la Unidad Militar de Emergencia (UME), la Delegación del Gobierno de España en Andalucía y el Ayuntamiento de San Fernando cubren el desarrollo de un ejercicio que plantea un supuesto terremoto y posteriores inundaciones que motivarían la activación de los planes de emergencia municipal y autonómico para la protección de la población, el entorno y el medio ambiente en caso de catástrofes naturales.

“Nuestro objetivo es probar los protocolos de respuesta y actuación establecidos en la Ley y los planes de emergencia vigentes para así poner en práctica las actuaciones que se deben llevar a cabo en caso de una situación real y valorar la eficacia y efectividad de las mismas”, ha indicado el delegado del Gobierno de la Junta en la provincia de Cádiz, Juan Luis Belizón, que ha visitado el dispositivo junto a la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, y el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz.

En el ejercicio se ha simulado un terremoto de 5,8 grados en la escala Ritcher a 55 kilómetros de profundidad en el municipio de San Fernando, que ha propiciado importantes daños personales y materiales, entre ellos, en infraestructuras críticas y servicios esenciales. El escenario ha empeorado -siempre de manera simulada- con unas fuertes lluvias que han provocado graves inundaciones que han afectado al viario, edificios públicos, industrias… Estos supuestos han servido para que los operativos puedan probar sus competencias en la búsqueda de víctimas, rescates acuáticos y terrestres, apuntalamiento de estructuras, evacuaciones por medios aéreos, marítimos y terrestres, albergue de víctimas y personas damnificadas y asistencia sanitaria y apoyo psicosocial.

Activación de Planes de Emergencias

Esta situación ha obligado a la activación, en un primer momento, del Plan de Emergencia Municipal (PEM) de San Fernando y, posteriormente, el Plan de Emergencias de Andalucía ante el Riesgo Sísmico en su fase provincial, con la constitución del Comité Asesor, cuyo fin es asesorar a la Dirección del Plan y garantizar la coordinación de las distintas Administraciones y Entidades implicadas en la emergencia. De hecho, este ejercicio se enmarca en las maniobras del II Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM) de la UME, que se incorpora junto con la Armada, a fin de probar la actuación de las Fuerzas Armadas en la intervención de una catástrofe o situación de riesgo grave en apoyo de las autoridades civiles.

En este sentido, Belizón ha subrayado que “una de las bondades de este simulacro es que nos permite trabajar con profesionales de todas las administraciones de manera coordinada, codo con codo, para reforzar la cooperación entre las administraciones al objeto de prestar una respuesta ágil y eficaz”.

Entre los más de quinientos profesionales convocados se encuentran la Unidad Militar de Emergencias, 112, GREA, Protección Civil local, autonómica y de la Delegación del Gobierno de España, Infoca, el Servicio Andaluz de Salud (SAS), la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), Cruz Roja, así como el Consorcio Provincial de Bomberos de Cádiz, Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía, la Unidad Adscrita a la comunidad autónoma y la Policía Local de San Fernando.

Al objeto de darle la mayor veracidad posible, los operativos desconocían las incidencias que se podían presentar a causa del terremoto e inundaciones hasta el momento de ser activados por la dirección del Plan para así probar las medidas de respuesta, el trabajo en equipo de todos los recursos y la constitución de una dirección operativa de manera similar a como se haría en caso de una gran emergencia.

Actuaciones específicas

El simulacro ha tomado como escenario distintos puntos del municipio de San Fernando (la Ciudad Deportiva Bahía Sur, el Polígono Industrial de Fadricas, el espigón y los polvorines de Punta Canteras…) y otros puntos de la provincia como en la presa de Guadalcacín, donde se han realizado tareas de contención y canalización de agua, achique, limpieza y extracción de lodos, búsqueda y rescate urbano (USAR), desescombro y excarcelación, logística, comunicaciones, asistencia sanitaria y atención a damnificados, entre otros aspectos.

En cuanto a la asistencia a la población, los servicios de emergencia han ensayado también las labores de constitución de un centro de atención al ciudadano, la adecuación de un albergue de damnificados con capacidad para 340 personas y un campamento de damnificados que pueda ofrecer comida, apoyo sanitario y psicosocial y atención básica a 500 personas

 

Compartir con: