publicidad


Redacción | Puerto Real.- El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha destacado hoy “el momento histórico” que atraviesan los astilleros de la Bahía de Cádiz, el de mayor actividad de las últimas décadas, al tiempo que ha subrayado el esfuerzo comercializador realizado por Navantia a nivel internacional, que ha permitido diversificar la línea de trabajo de las diferentes plantas hasta generar, en la actualidad, 14.000 empleos directos, externalizados e indirectos en la provincia.

Sanz ha hecho estas manifestaciones durante la visita que ha efectuado esta mañana al astillero de Puerto Real, acompañado por el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz y el director de Navantia Bahía de Cádiz, Pablo López, entre otros, para conocer la actividad de la planta y la marcha de los trabajos de construcción de los cuatro petroleros tipo Suezmax contratados con Ondimar.

El delegado ha conocido la obra finalizada del primero de estos petroleros, que saldrá a pruebas de navegación en los próximos días. Según ha anunciado al término de la visita, está previsto que los cuatro petroleros queden terminados este mismo año, lo que supondrá, a su juicio, “un plus de credibilidad y prestigio en el mercado internacional” para la industria naval gaditana.

“Hoy hemos podido constatar la fotografía de la pujanza de unos astilleros de primer nivel y referente internacional”, que en estos momentos “arrojan los mejores datos en carga de trabajo y generación de empleo de las últimas décadas” y que están demostrando “su fortaleza como industria de vanguardia”, ha dicho el delegado.

Según ha explicado, este nivel histórico de actividad de los astilleros se hace patente, además de por el empleo generado, en base a otros parámetros como el consumo eléctrico, el consumo de gases y las horas de máquinas trabajando.

Diversificación y nuevos retos
Sanz ha destacado que Navantia “está consolidando una nueva etapa en la industria naval española”, al haber recuperado un mercado histórico como el de los petroleros y lograr “diversificar la línea de negocio de la compañía” hacia nuevos retos, como por ejemplo, la construcción de plataformas eólicas.

Así, se ha referido a los trabajos para la fabricación de la subestación de un parque eólico en el mar del Norte, que finalizarán en verano y generarán más de 600.000 horas de trabajo, la mayor parte de ellas dentro de la Bahía de Cádiz, así como al encargo de construcción de un buque de acción marítima oceánico (BAM), cuya botadura se llevó a cabo en marzo pasado y será entregado en julio de este año.

Igualmente ha valorado “la intensa carga de trabajo” con que cuenta actualmente el astillero de Cádiz capital, especializado en la reparación de grandes cruceros, con “acuerdos de flota con las empresas de cruceros más importantes del mundo” y con una capacidad de generación de 2,4 millones de horas de trabajo al año. A ello se suman los trabajos de reparación de los buques de la Armada española que se realizan en las diversas plantas gaditanas y el programa de mantenimiento para los destructores DDG de la Marina norteamericana que se efectúa en la base de Rota.

Proyectos de futuro
Finalmente, el delegado se ha referido a los proyectos de futuro sobre los que se trabaja en la actualidad y que han sido posibles “gracias al respaldo que ha dado el Gobierno de Rajoy al esfuerzo comercial de Navantia a nivel internacional”, que “tan buenos resultados está dando” y que ha permitido potenciar y diversificar la carga de trabajo de los astilleros.

A este respecto ha destacado el contrato negociado con Arabia Saudí para la construcción de corbetas, que se está ultimando y que arroja “muy buenas perspectivas”, ya que consolidará a Navantia como “una empresa cada vez más competitiva a nivel global” y permitirá incrementar las cifras de generación de empleo de los astilleros gaditanos.

También ha subrayado la apuesta del Gobierno por el astillero 4.0, cuyos retos son la fabricación aditiva mediante impresión 3D, la soldadura híbrida, el proceso de simulación robótica contable y flexible y los vehículos no tripulados, entre otros.

Según las cifras que ha facilitado el delegado, los astilleros de Cádiz generan el 40 por ciento del empleo industrial de la provincia y un 2% del Valor Añadido Bruto (VAT) industrial. Son ya más de cien empresas de la industria auxiliar -el 90 por ciento de ellas gaditanas- las que trabajan actualmente dentro de los astilleros, con picos de hasta 4.500 empleos.