El presidente del PP de Cádiz, Antonio Sanz, ha reclamado al gobierno de España que el desdoble de la N-4 “se convierta en una prioridad para el nuevo Gobierno de España y que no se escuden en el anuncio, en términos similares a los que ha realizado el PP desde hace muchos años, de acabar con el peaje de la AP-4 el 31 de diciembre de 2019, para abandonar este proyecto”.


Tras las últimas palabras del ministro de Fomento en las que “no aclara las fórmulas de financiación tras la liberalización del peaje, Sanz ha mostrado su preocupación en que “estas dudas de Ábalos puedan repercutir en el desarrollo del desdoble de la N-4 y una posible paralización del proyecto hasta Jerez”.

Sanz ha afirmado que “el desdoble es algo que la provincia de Cádiz necesita y que siempre he reclamado, incluso al propio gobierno de mi partido”. El dirigente popular ha indicado que “esta provincia no se desarrolla sólo con la liberación del peaje, porque si al aumento en el número de vehículos le sumamos el tráfico pesado, con un comercio tan importante como el de nuestros puertos, la autopista quedará, en muchas ocasiones, colapsada”.

Sanz ha calificado de “fundamental” apostar por el desdoble de la N-4, “algo que el anterior gobierno ya comenzó ejecutando el tramo hasta Los Palacios que está en su fase final”, considerando necesario “que se exprese un compromiso firme para continuar hasta Jerez”.

Por otra parte, Sanz ha mencionado la situación de retraso en la que se encuentra la puesta en marcha del tranvía entre Chiclana y Cádiz, advirtiendo de que “hay una inversión muy importante” y recordando de que “desde Renfe, con el gobierno de España del PP, hemos llegado asumir a compromisos importantes para ayudar”.

Así, ha pedido “claridad” al gobierno de Susana Díaz y diga “cuándo lo va a poner en marcha, porque las infraestructuras son fundamentales para generar certidumbre”, lamentando que “hay demasiadas cosas pendientes sin resolver y demasiados plazos sin cumplir por parte de la Junta de Andalucía”.

Por último, Sanz ha mostrado su preocupación por la decisión del gobierno de Sánchez de aparcar el acuerdo sobre la financiación autonómica para Andalucía, calificándola como una “mala noticia y una bofetada al gobierno de Susana Díaz, porque habían hecho una bandera diaria contra el PP”.

Así, Sanz entiende que “esta decisión hace que demos por perdido esos 4.000 millones de euros más para nuestra comunidad que la propia Susana Díaz cuantificó y exigió al gobierno de Rajoy y que ahora Sánchez no tiene tiempo para tratar”, una actitud que ha calificado como “irresponsable y injustificable”.

El presidente de los populares gaditanos recuerda que esta negociación incluye la financiación local, por lo que advierte que “está en juego la asunción de las competencias y la ejecución de dichas competencias en las mejores condiciones con los recursos disponibles para la actividad de los ayuntamientos y comunidades autónomas”.

Por todo ello, Sanz ha lamentado que “la decisión de Sánchez parece que deja a todos los españoles y andaluces sin un sistema de financiación que aprobó el PSOE de Zapatero con el voto en contra del PP y que, según la propia Susana Díaz, perjudica en 5.000 millones de euros a Andalucía”.

Compartir con: