Costa Cádiz Comunicación

Sanz subraya el carácter pionero de las expediciones a la fragata Mercedes, que sitúan a España en la vanguardia de la arqueología subacuática

Sanz subraya el carácter pionero de las expediciones a la fragata Mercedes, que sitúan a España en la vanguardia de la arqueología subacuática
18 agosto
12:59 2017

Redacción | Cádiz.- El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha destacado hoy “el carácter pionero” de las expediciones españolas al pecio de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, que sitúan a España “en la vanguardia mundial de la arqueología subacuática” y que ponen de manifiesto “el gran potencial tecnológico español” y “la alta cualificación de sus investigadores”.

PUBLICIDAD

Sanz ha hecho estas afirmaciones en la presentación a los medios de comunicación de la nueva campaña de arqueología subacuática que se llevará a cabo en el pecio hundido en 1804 en aguas próximas a Cádiz, organizada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y la Armada española.

Esta es la tercera expedición que se lleva a cabo desde que España ganara el caso judicial por expolio contra la empresa Odyssey. Está previsto que el buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa zarpe este fin de semana desde el puerto de Cádiz.

Durante la presentación el delegado ha estado acompañado por el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, el director general de Bellas Artes, Luis Lafuente, el vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC, José Ramón Urquijo, y el director del Museo Nacional de Arqueología Subacuática y director del proyecto de expedición, Iván Negueruela.

Importante yacimiento subacuático

Sanz ha felicitado a todos los organismos organizadores de la expedición y a los participantes en la misma por ayudar a “recuperar e investigar este importantísimo yacimiento arqueológico español y, en concreto, el que alberga el Golfo de Cádiz, “que es propiedad de todos los españoles y forma parte de nuestra larga historia como potencia de ultramar en los siglos que siguieron al Descubrimiento de América”.

Según ha explicado el delegado, para realizar su trabajo en el pecio los investigadores tienen que descender a más de 1.100 metros de profundidad, lo que da la dimensión del “carácter único y pionero de esta excavación”, dado que las realizadas hasta el momento por otros países europeos no han superado los 90 metros.

Sanz ha recordado, por otra parte, que la fragata Mercedes fue hundida por una escuadra inglesa en 1804, cuando regresaba a Cádiz desde América, y que más de 500.000 monedas de oro y plata que contenía en su cargamento fueron expoliadas en 2007 por una empresa cazatesoros norteamericana y posteriormente recuperadas por el Estado español, en un litigio sin precedentes.

A esta victoria judicial, que constituyó un gran éxito para España, contribuyó de forma decisiva la documentación que alberga el Archivo de Indias, “con la que se pudo demostrar en los tribunales que las monedas expoliadas por los cazatesoros son propiedad del Estado español”, ha afirmado Sanz.

Tecnología de vanguardia

Según la información facilitada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, esta expedición se enmarca en los parámetros de la Convención Internacional de Patrimonio Subacuático de la UNESCO y está basada en la cooperación institucional a nivel nacional e internacional.

Los objetivos con los que parte esta nueva campaña son: ampliar el conocimiento del pecio, principalmente del estado de conservación de los materiales y su evolución; registrar la dispersión de los restos de la fragata, continuar el posicionamiento de todos los restos arqueológicos y avanzar en la interpretación y análisis del barco, además de completar la cartografía de la zona del hundimiento.

Para todos estos trabajos se cuenta por primera vez con uno de los buques de investigación gestionados por el CSIC a través de la Unidad de Tecnología Marina (UTM): el Buque Oceanográfico Sarmiento de Gamboa. Esta embarcación está considerada como la más moderna y mejor equipada de la flota oceanográfica financiada por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Entre los equipos de vanguardia que se emplearán en la campaña arqueológica figura un robot submarino remoto (denominado R.O.V., Remote Operated Vehicle) del Instituto Español de Oceanografía.

A la tripulación del Sarmiento Gamboa se sumará el equipo de la campaña, integrado por 22 personas. Está previsto que la expedición, que zarpará este este fin de semana del Puerto de Cádiz, dure aproximadamente 10 días, tomando tierra en Cartagena (Murcia), donde está ubicado el Museo Nacional del Arqueología Subacuática que dirige toda la campaña.

Éxito de las dos campañas anteriores

En dos años consecutivos (agosto de 2015 y septiembre de 2016), España ha conseguido realizar una exploración y excavación subacuática en alta profundidad, concretamente a 1.133 metros. Hasta el momento las excavaciones de arqueología subacuática realizadas en Europa no habían superado los 90 metros de profundidad. Otras inmersiones con un ROV habían llegado a varios centenares de metros pero limitadas a la fotografía y filmación de los fondos.

La prioridad de estas expediciones ha sido siempre el conocimiento para garantizar la conservación presente y futura del pecio, ya que constituye patrimonio cultural de todos.

Tanto en la campaña de 2015, como en la de 2016 se midieron las variables que pudieran afectar a la conservación del pecio: salinidad, corrientes, alteraciones de carácter natural, tanto biológico como geológico, entre otras. También se configuró un mapa arqueológico de la fragata y de su cargamento, en el que se localizaron y posicionaron varios cientos de objetos arqueológicos.

En el marco de estos estudios se han extraído un total de 51 objetos, elegidos por estar en riesgo de desaparición, bien por su fragilidad, bien por su ubicación, así como por permitir documentar aspectos de la vida a bordo de la fragata, que enriquecen el conocimiento actual de la misma.

Entre estos bienes figuran: un cañón pedrero de bronce de 80 centímetros; un almirez y su maja de oro; una palmatoria de plata; dos candeleros, una gran fuente, platos, tenedores y cucharas todos ellos de plata, que se encuentran hoy día en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática en Cartagena. Todos los objetos extraídos aparecen citados expresamente en los documentos del Archivo General de Indias, en Sevilla, con lo que España despeja cualquier duda sobre la identificación definitiva del pecio con la fragata Mercedes, hundida el 5 de octubre de 1804.

PUBLICIDAD
Compartir con:

Noticias relacionadas