publicidad


Los detallistas del Mercado Central de Abastos y del Mercado de San Antonio han reforzado estos días su apuesta por el servicio de compra a domicilio para contribuir a que sus clientes habituales, muchos de los cuales no pueden acudir en persona a adquirir productos porque son población de riesgo que debe protegerse frente al Covid-19, puedan seguir disfrutando de productos de la mejor calidad.

Por este motivo, aunque los puestos de ambos mercados siguen abiertos a diario para todos aquellos que quieran hacer su compra presencial, también se está potenciando el servicio a domicilio mediante el cual los clientes pueden llamar a sus vendedores habituales de fruta, pescado, carne y ultramarinos, hacer los encargos que estimen oportunos y se los llevan a casa.

En concreto, un 70% de los detallistas del Mercado Central y un 50% de los de San Antonio han puesto ya en marcha este servicio que existía en algunos casos y que ahora, dadas las circunstancias, se está generalizando. Los números de teléfono para contactar con cada uno de ellos para los encargos se podrán consultar en la web del Ayuntamiento y en todas las redes sociales municipales.