El pleno ordinario celebrado ayer volvió a mostrar la cara más “autoritaria” del PSOE, según palabras de Ernesto Díaz, cuando votaron en contra de la moción que pedía que se revisara el plan urbanístico que afecta directamente a las propiedades de decenas de vecinas y vecinos de la Huerta de San Joaquín. “El PSOE vuelve a dar la espalda a estos vecinos”, señala Díaz, portavoz del grupo municipal Sí Se Puede San Fernando.

El voto en contra de PSOE y PA y las abstenciones de PP y C’s tumbaron la moción que pedía una revisión de un plan que, según denuncian los vecinos afectados –y que estuvieron presentes en el pleno-, contempla expropiaciones de viviendas y terrenos. “Hace falta urbanizar esta zona, pero este plan concreto va en contra de los intereses de la mayoría de los vecinos de la zona”. PP y C’s demostraron el “poco interés en este asunto por parte de estos grupos con la abstención en un tema que afecta directamente a decenas de vecinos de una de las zonas de mayor crecimiento de San Fernando”. Díaz además señala que desconocen “si hay intereses ocultos por parte de estos grupos para que no apoyen a estos vecinos”.

Sí Se Puede también criticó durante la sesión la firma del remanente del presupuesto entre el PSOE y C’s para acordar dedicar unas partidas mínimas a “unas inversiones que son necesarias y estaban ya contempladas en anteriores presupuestos pero que son insuficientes y no subsanan otras necesidades que son más urgentes, como es el arreglo del alcantarillado en la barriada Bazán”.

Díaz expone que el PSOE firmó dedicar este remanente en la construcción de un skatepark en Camposoto y completar la obra del pabellón ‘Enrique Márquez Muñoz’ en la barriada Andalucía “para buscar el voto a favor de C’s en los próximos presupuestos”.

Por eso el grupo votó en contra, “San Fernando necesita mayores inversiones y que se destinen a solucionar problemas que están afectando a la convivencia diaria en la ciudad y no ‘paripés’ firmados ante los medios de comunicación”. El grupo municipal planteó durante su intervención otras inversiones, especialmente en barrios periféricos, como más equipamientos en La Casería, salas de estudio o la construcción de una casa de acogida a personas sin hogar.

Unos proyectos que además se suman a otras negativas del PSOE como la municipalización del servicio del agua, a dejar de financiar con dinero público el maltrato animal, a la implantación del bono eléctrico o a invertir en luchar contra la violencia machista, “ya que todavía no hay un equipo específico de psicólogos que atienda a las víctimas de esta violencia, tal y como exigimos y se aprobó por unanimidad en el pleno de febrero”.

Compartir con: