Redacción.- El Juzgado de Instrucción número 1 de Cádiz ha dictado, el sobreseimiento de caso contra cuatro policías por la muerte de una personas tras ser detenida en el barrio de Santa María, en Cádiz.

Los hechos se remontan al 4 abril de 2015, cuando un vecino de Santa María llamó a la sala del 091 para denunciar que había sido amenazado cuando salía de su casa, por un hombre que portaba un destornillador. Inmediatamente dos indicativos de los Grupos de Atención al Ciudadano, localizaron al individuo en la zona portando en su mano un destornillador con signos de mucha excitación y nerviosismo.


El suceso que se produjo a las claras de la mañana, conmocionó a los vecinos del barrio, que pudieron comprobar como el presunto agresor, se opuso a la indicaciones de los agentes personados en el lugar, amenazando de muerte incluso a los agentes, que intentaban calmar al hombre.

El altercado fue casa vez a más, y los agentes tuvieron que proceder a la detención del individuo que oponía resistencia, insultaba e incluso agredía a los efectivos que allí estaban prestando servicio. De hecho el hombre de unos 50 años agredió a los agentes e intento clavar a un agente  con en destornillador en el pecho, no llegandole a causar lesiones gracias al chaleco antibalas

Ya en la puerta de la Iglesia de Santa María los agentes  inmovilizaron para proceder a su detención, momento en el que perdió el conocimiento entrando en parada cardiorespiratoria, siendo reanimado en un primer momento por los policías hasta la llegada de los equipos sanitarios del 061, con resultado negativo falleciendo el mismo en el lugar de los hechos.

Tras meses de investigación finalmente,  el auto dictado recoge el sobreseimiento libre de las presentes actuaciones por no ser los hechos objeto de las presentes actuaciones constitutivos de delito.

 

 

Compartir con: