El sindicato unificado de Policía, reitera los problemas ya conocidos por todos a los que se enfrenta la Policía Nacional en la provincia de Cádiz. Y es que a los habituales calificados como “delincuencia común”, hay que sumarles otros más específicos como el narcotráfico, inmigración ilegal, el contrabando, las mafias organizadas o el tráfico de personas, entre otros. A esta problemática hacen frente nuestros agentes con una total entrega y profesionalidad, con unos resultados excepcionales para los medios y personal del que se dispone, así como la falta de coordinación efectiva por parte de los mandos Policiales que venimos sufriendo.

A esto último, a la falta de personal y medios, así como a la descoordinación, es en lo que queremos hacer hincapié.

En cuanto al personal y medios muchas son las “promesas” políticas que están acabando en saco roto, como el “Plan especial de seguridad para el Campo de Gibraltar”,  que de momento, solo sigue existiendo en el papel.

Aseguran que en cuanto a la capacidad ejecutiva y de coordinación de nuestros mandos policiales existen muchas dudas, nos encontramos con un Comisario Jefe Provincial, el cual en estos últimos años no ha sabido dar una respuesta rápida y efectiva a los problemas que han ido surgiendo, sin asumir su capacidad de mando para tomar decisiones operativas para las cuales está más que legitimado.

«Todo esto nos ha llevado a multitud de situaciones rocambolescas, con vacíos de mando; se nos hundía la Comisaria Provincial y posteriormente afrontamos la mudanza a las instalaciones del “Pirulí”, con los problemas operativos, además de los logísticos que eso supone, con casi toda la cúpula provincial de mandos policiales de vacaciones; este año ha sucedido igual,  hemos asistido a una de las mayores crisis migratorias de la provincia casi en las mismas condiciones. Esos mismos mandos policiales que en fechas señaladas, como navidades, carnavales, ferias, etc.. piden a los Policías de base un sacrificio extra por la ciudadanía y cortan de raíz cualquier permiso laboral», aseveran.

Denuncian que en temas importantes para la provincia, ni los mandos policiales , ni su Comisario Jefe Provincial,  han  sabido dar una respuesta adecuada a las circunstancias: «Condiciones sufridas por los funcionarios y ciudadanos en la antigua comisaria: Amianto, escombros, obras, ruidos, despachos clausurados. Gestión de la mudanza Comisaría Provincial al Pirulí. Gestión de la falta de calabozos en la Comisaría Provincial. Falta de apoyo a la Comisaría Local de San Fernando. Graves problemas de ataques violentos a los policías en el Campo de Gibraltar. Grave repunte de las actividades delictivas de las mafias organizadas del narcotráfico y el contrabando de tabaco en la provincia, en especial en Sanlúcar y el Campo de Gibraltar. Gran aumento de la llegada de inmigrantes ilegales a las costas de la provincia, provocando un colapso total de los servicios policiales, debido a una mala gestión de los recursos, así como la falta de capacidad de los mandos policiales de trasladar a las autoridades políticas las carencias de medios y personal endémica que sufrimos y la falta de operatividad de algunas Comisarías Locales.

Es por ello que ante esta situación, «nos hemos visto en la obligación de solicitar al Sr. Subdelegado del Gobierno en Cádiz Don José Pacheco Calvo; que realice las gestiones oportunas con el Ministerio del Interior para el cese inmediato del Comisario Jefe Provincial y el nombramiento de la persona adecuada, puesto que no ha dado una respuesta rápida y eficaz a dichas problemáticas, así como a otras de menor entidad», finalizan.