publicidad


El Consistorio ultima la contratación de tres trabajadoras sociales de la bolsa de empleo que se suman al equipo que, hasta la fecha, ya ha tramitado y pagado un total de 523 expedientes de ayudas de emergencia social por un importe de 281.562 euros

El Ayuntamiento de San Fernando ha decidido aumentar los fondos destinados a poner en marcha medidas sociales con las que apoyar a la ciudadanía isleña, sobre todo a las personas más vulnerables, y ayudarlas a plantar cara a la crisis provocada por la paralización de la actividad para frenar la expansión del coronavirus. De esta forma, la ciudad pasa de contar con 300.000 euros del presupuesto municipal a disponer de 1 millón de euros para este fondo social. 

La alcaldesa, Patricia Cavada, ha dejado claro que el principal objetivo del Gobierno municipal desde que se decretó el Estado de Alarma ha sido tomar medidas importantes y de choque para paliar de forma inmediata y directa el impacto de esta situación en la población más vulnerable. “Por este motivo dotamos estas medidas con una partida inicial que dijimos que se ampliaría en función de las necesidades, y dadas las circunstancias y la evolución de la crisis hemos optado por triplicar los fondos disponibles de forma inmediata”, ha recalcado Cavada.

En palabras de la regidora, “estamos en un momento muy duro, esa es una evidencia, y por eso nos hemos puesto el objetivo de ayudar a todas aquellas personas en situación especial de vulnerabilidad y de poner en marcha los recursos necesarios para ello”.

En este sentido, la primera edil ha detallado que, hasta la fecha y gracias al gran trabajo del departamento de Servicios Sociales, se ha dado ya respuesta inmediata a un importante número de isleños e isleñas que están sufriendo las consecuencias de esta crisis. En concreto, hasta el momento se han tramitado y pagado un total de 523 expedientes de ayudas de emergencia social destinadas a dar cobertura a las necesidades básicas de las personas y familias afectadas por esta crisis.

Estas prestaciones, que se han tramitado con la mayor agilidad posible en el mínimo de plazo y que se pagan en el mismo día de la concesión, suman un total de 281.562 euros que contribuyen a mejorar las condiciones de vida de los afectados por esta situación tanto en casos individuales como en las unidades de convivencia, sean familiares o no siempre que convivan en el mismo domicilio.

Estas prestaciones se centran sobre todo en la cobertura de necesidades básicas de alimentación, vestido, higiene y aseo personal, medicamentos y suministro de gas en la vivienda, y son compatibles con otras que ya se estén percibiendo.

Como ha puesto de relieve la primera edil, el objetivo de estas ayudas es salvaguardar a la población isleña de los daños o riesgos a los que les pueda exponer la caída de la actividad económica y la paralización de las condiciones normales de vida a causa de las medidas de impuestas en el decreto del estado de alarma.

Por ese motivo, se han simplificado los trámites, flexibilizado los requisitos y se está estudiando cada caso para que todas las personas que se vean realmente afectadas puedan contar con esta importante cobertura social.

Cavada también ha informado de que también se han prorrogado de forma automática por otros seis meses todas las Ayudas Económicas y Familiares existentes, incrementando al doble el presupuesto y, por tanto, su eficacia. Esta fórmula es excepcional porque como norma general no están contempladas este tipo de prórrogas.

Hasta la fecha, se han aprobado ya 26 de estas ayudas para familias con menores a su cargo, que ahora se beneficiarán de un nuevo periodo de cobertura de 6 meses. El importe total de estas nuevas prestaciones renovadas es 46.134 euros.

Eso sin olvidar, como ha resaltado Cavada, que hay incluso familias que perciben las dos ayudas por sus especiales circunstancias.

La alcaldesa también ha recordado que en estos momentos se está prestando también atención a través de la ayuda a domicilio a unas 300 personas dependientes, y que a través de los servicios comunitarios se atienden también las necesidades de personas que no la tienen concedida y que en las actuales circunstancias no pueden tener la cobertura de la red familiar.

TODAS LAS MEDIDAS YA EN MARCHA

Desde el inicio del Estado de Alarma, en San Fernando se han puesto en marcha las siguientes medidas de atención social:

– Se están concediendo las mencionadas ayudas de emergencia social.

– Se han prorrogado de forma automática las ayudas económicas familiares que están concedidas ahora mismo en la ciudad por un total de seis meses más. En 2019 estas prestaciones sumaron un total de 150 ayudas que beneficiaron a más de 265 menores de la ciudad. En total, el importe destinado a estas prestaciones fue de algo más de 240.000 euros.

– Además, como ya se ha dicho, se ha ampliado la cobertura de forma extraordinaria, a través de los servicios sociales comunitarios, a las personas mayores y sin apoyo familiar que en estos momentos no tenían concedida la ayuda a domicilio para atenciones prioritarias y esenciales. 

– En la misma línea, también se ha establecido que las personas que se hayan visto gravemente afectadas por las consecuencias de la paralización de la actividad por el decreto de estado de alarma y que sean arrendatarios de una vivienda municipal pueden aplazar el pago del alquiler durante los meses de abril y mayo.

– A eso se suma que de forma inmediata ya se había dado la orden de dejar en suspenso el calendario fiscal para el pago de impuestos, y que esta misma semana se ha anunciado la ampliación de los periodos de pago voluntario. También se ha duplicado el plazo voluntario del pago de los recibos de la tasa de basura pasando de los 30 días habituales desde la emisión de la factura a los 60 días. De esta forma, las familias que estén atravesando en estos momentos una grave situación económica y de vulnerabilidad, así como los comercios y establecimientos de hostelería que se han visto obligados a cerrar sus puertas por las restricciones por el decreto del estado de alarma, pueden devolver los recibos domiciliados si en estos momentos no pueden hacer frente al pago. En este supuesto de devolución de recibos domiciliados se volverán a emitir en un nuevo periodo voluntario una vez pasado el estado de alarma.

– El Ayuntamiento también ha dado facilidades para uno de los trámites más requeridos estos días, el de la expedición de certificados de empadronamiento para poder acogerse a la moratoria del pago de las hipotecas aprobada por el Gobierno de España, desde el Ayuntamiento se va a facilitar su obtención.

– En la ciudad se ha instalado también un albergue provisional para proteger a una población vulnerable como son las personas sin hogar frente al posible contagio del coronavirus Covid-19. Cuenta en la actualidad con un total de 24 plazas (hoy mismo se han ampliado dos más) y todo lo necesario como mantas, toallas, ropa y productos y espacios para el aseo personal. El albergue provisional también cuenta con dos integradoras sociales para atender a estos usuarios y con un servicio de limpieza, y Cruz Roja ha colaborado en su montaje y para dotarlo.

– Junto a él se ha instalado un comedor para evitar el desplazamiento de estos usuarios a la sede de El Pan Nuestro, que es donde estaban realizando hasta ahora sus comidas diarias. Con la ayuda de la Infantería de Marina se adecuó un espacio para un total de 25 personas teniendo en cuenta las necesidades de distanciamiento social que hay que atender en estas circunstancias, y se contrató el servicio de todas las comidas diarias.

– Se han tramitado contratos para respaldar la labor de San Vicente de Paúl y El Pan Nuestro. Así, se adquiere para estas entidades el suministro de víveres y otras necesidades básicas dada la compleja situación para contar con ellos, y se les ha dotado de vigilancia.