Redacción | Cádiz.- El experto en sistemas de agua y saneamiento y profesor universitario José Antonio Mancebo ha elaborado un informe en el que se avala tanto la metodología como las conclusiones a las han llegado los técnicos de Aguas de Cádiz en el informe presentado sobre la gestión del corte de agua en el barrio de Loreto entre el 29 de septiembre y el 25 de octubre de 2014.

Cabe recordar que esta documentación fue presentada ante la Comisión Informativa de Sostenibilidad y posteriormente fue trasladada a la Fiscalía Provincial por parte del Equipo de Gobierno.


En su informe, José Antonio Mancebo asegura que el estudio presentado realiza un análisis técnico así como la gestión del incidente realizado, donde “de modo muy competente” se analizan y se barajan todas las probables causas del incidente partiendo del detalle de la disposición del sistema: se trata de una red compartimentada en subsectores.

“Esta subdivisión permite realizar el seguimiento del recurso así como detectar con mayor facilidad cualquier anomalía que ocurra en un punto de la red, haciendo la información más distribuida y mayormente escalada, al reducir la dimensión del área de control”, afirma.

En su escrito, el experto en sistema de agua y saneamiento asegura que el análisis “es reforzado con la modelización del incidente, reafirmando las hipótesis seleccionadas así como descartando otras”. En este sentido, explica que “la pertinencia de los modelos se podría complementar con la modelización de los tiempos de retención del agua en la tubería a partir de la localización de todas las acometidas de la red así como el análisis de los consumos por parte de la población del sector”.

A su juicio, la división en sectores favorece el aumento de los tiempos de residencia de las aguas en la red, como se indica en el Protocolo de Autocontrol y Gestión de la Red de la Distribución de Agua de la Empresa de Cádiz. En las conducciones de fundición gris, hierro galvanizado, acero, hormigón, fibrocemento o PVC es posible encontrar adherencias y biopelículas en la pared interior de la conducción (Protocolo de Autocontrol y Gestión de la Red de la Distribución de Agua). Sin embargo, sostiene que “se desconoce la realización de labores periódicas de purgas, por parte de la empresa y en el tramo donde se localizan las divisorias”, a pesar de que la renovación de agua es mínima por tratarse de una zona sin consumo. “Por ello la purga periódica favorecería la renovación de las aguas”, apostilla.

Según Mancebo, los efectos de ambos factores se intensifican con la temperatura, que favorece la formación de biopelícula. “Esto se confirma con el seguimiento de la calidad que se realiza mediante el control de las mediciones en los puntos de muestreo. El seguimiento de cloro libre residual en la red es una alerta de futuros problemas de calidad en la red. Es probable que en el mes previo a la fecha del incidente, las concentraciones de cloro fueran en disminución respecto a los valores medios, pese a que estaban en valores de cumplimiento del RD 140/2003”, recalca. Esto, a su juicio, “podría explicar la detección en parte de los días previos al incidente de una alta presencia de bacterias aerobias en el sector”. Para este profesor de universidad “sería interesante  aportar la documentación con los mecanismos para el seguimiento de los parámetros de calidad y la previsión de las alertas previo a la alarma de incumplimiento”.

Sobre la maniobra de las válvulas, señala que “provocó cambios de flujo del agua en una conducción, pudiendo ocasionarse el levantamiento de los sedimentos existentes en función de la variabilidad del primero y su turbulencia, y la cantidad y coexistencia de los depósitos (Protocolo de Autocontrol y Gestión de la Red de la Distribución de Agua de la Empresa de Cádiz) en mayor cantidad en los testeros próximos a las divisorias y su traslación de las aguas tras la apertura de la divisoria de las válvulas da consistencia a la hipótesis defendida. Es la propia disposición del sector la que hace que el incidente resulte confinado”.

La apertura de las válvulas “produce en zonas del sector mezclas de aguas procedentes de los distintos puntos de entrada”, indica Mancebo, que indica que, conforme el informe entregado, “no se realizaron labores previas de purga de los tramos testeros anterior a la apertura de las válvulas” sino que se realizaron a través de hidrantes y válvulas de riego, desconociéndose la existencia de desagües en la red, cuya curva de gasto facilita las labores de desaguado de la red.

En esta línea, apunta que “las purgas realizadas se concentraron en la zona donde se recibieron los avisos, sin actuar sobre el resto del sector, lo que favorecería la extensión y circulación de la biopelícula que confirma el modelo realizado”, y advierte de que “la continuidad del fenómeno como su persistencia puede deberse a la intensificación de las tareas en la zona donde entraron los primeros avisos”.

Entre las actuaciones realizadas, el profesor asevera que no se indica que se haya realizado la revisión y comprobación del estado de las válvulas antirretorno en los contadores de las viviendas, cuya instalación es obligada por el reglamento técnico de la edificación y su existencia garantiza la entrada de agua al edificio conforme a los parámetros del suministrador; además de evitar cualquier retorno de agua procedente de las viviendas a las redes de distribución municipales. José Antonio Mancebo explica que si no se instala en el contador, se puede instalar en el comienzo del segundo tramo de acometida, en la válvula de corte que la separa del primer tramo y conexión a la red de distribución. Dada que las actuaciones realizadas por Aguas de Cádiz se encaminaron hacia la hipótesis de la contaminación desde la finca, Mancebo apunta que “esta sencilla instalación hubiese confinado el problema, si este proviniese de las viviendas como se expuso” en un primer momento desde la empresa municipa.

Es por esto que, en virtud de su experiencia profesional, este profesor universitario incide en que, “efectivamente, las conclusiones propuestas por el informe” redactado de manera independiente “son acertadas”.

Compartir con: