El gobierno municipal ha dado un importante paso para el desarrollo de una zona de la ciudad crucial para el futuro de San Fernando. Concretamente, se trata de Camposoto, Gallineras y Buen Pastor, ya que el Ayuntamiento ha aprobado de manera definitiva el proyecto de reparcelación de la zona de La Albenda, comprendida en el estudio de detalle del Área de Reforma Interior (ARI) CA 04.


Ello permitirá la redacción del proyecto de urbanización encaminado a ordenar, regularizar y urbanizar las parcelas de los más de una treintena de propietarios y propietarias que disfrutarán próximamente de una zona de la ciudad “ordenada, con nuevos viarios y servicios imprescindibles para continuar con el desarrollo de la zona”, ha explicado la delegada general del área de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, que destaca además la inclusión en el proyecto de un nuevo vial-avenida de distribución que conectará las calles Carretera de Camposoto y Cartageneras, “mejorando la accesibilidad del sector, regularizando el trazado y la sección del viario central que lo abastece y posibilitando así su adecuada conexión con la trama de la ciudad colindante, fortaleciendo las conexiones transversales norte-sur hacia los nuevos sectores por desarrollar de cara a los futuros suelos de crecimiento residencial donde ya hemos avanzado en su futuro ordenamiento, como Huerta de San Joaquín o Huerta de la Compañía”, afirma la delegada de Desarrollo Urbano.

La reparcelación definitiva de La Albenda se aprueba tras un proceso que el equipo de gobierno comenzó a gestionar desde el inicio del mandato actual, después de que la asociación de vecinos de Camposoto entregara al Ayuntamiento en el periodo de gobierno anterior el proyecto con el que se pretendía poner fin a la construcción no planificada ni ordenada de viviendas que, desde al menos dos décadas antes, estaban comenzando a implantarse en lo que antes eran parcelas de huertas y campo. Desde entonces comenzó un proceso de negociación con los propietarios y propietarias de las parcelas estableciéndose un sistema de cooperación y distintos plazos de presentación de alegaciones que ahora han culminado tras aceptarse las últimas trasladadas al Consistorio. Ello ha permitido que el proyecto de reparcelación quede definido estableciéndose dos fases de ejecución para actuar en los 21.166 metros cuadrados que comprende la ARI en cuestión.

La delegada de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, ha mostrado su satisfacción por las gestiones emprendidas para la ordenación parcelaria “ya que durante este tiempo de tramitación se ha establecido siempre como prioritario equilibrar la carga económica a los particulares a la hora de llevar a cabo la ejecución urbanística de la zona, compensando estas cargas en un 30% con aportación municipal respecto a la cuenta de liquidación original, posibilitando un desarrollo real en una zona donde no sería posible que los vecinos y vecinas hicieran frente al coste de las infraestructuras”.

Así mismo, Márquez ha destacado el talante con el que el gobierno municipal viene actuando con respecto a los particulares “evitando una política de sanciones que era la que imperaba en el anterior mandato de gobierno que venía a castigar en lugar de llevar a cabo actuaciones encaminadas cooperar entre todas las partes. Se frena así una actitud sancionadora que hasta el momento acumulaban los propietarios y propietarias por infracciones urbanísticas que se veían sin posibilidad de regularizar. Ahora podrán hacer frente a su proyecto de vida pudiendo solicitar una hipoteca si así lo creen oportuno, porque disfrutarán de un suelo urbano consolidado”.

La delegada de Desarrollo Urbano ha querido poner especial énfasis en el hecho de que el Ayuntamiento va a asumir económicamente mayores cargas a la hora de proceder a la ejecución de viales, rebajando así el desembolso de los propietarios y propietarias.

Con estos avances “fundamentales y que ya nos permite decir que el desarrollo de La Albenda está desbloqueado gracias a las negociaciones llevadas a cabo”, se da un “paso de gigante en estos instrumentos de planeamiento en una zona de expansión y crecimiento de la ciudad, que enlaza directamente con los proyectos que se llevarán a cabo en entronques fundamentales para la ciudad como la Avenida de la Constitución y los proyectos relacionados con la Estrategia de Desarrollo Urbano Integral (EDUSI)”, apostilla la edil, sentenciando con el hecho de que la intervención en La Albenda “permitirá integrar plenamente a los isleños e isleñas de esta zona en los planes de transformación de la ciudad desarrollando por fin las directrices marcadas en el PGOU”.

Compartir con: