La delegada municipal de Deportes, Maite Lebrero, informa de un total de 1.320 alumnos, de entre 6 y 16 años, han participado durante este curso en los programas escolares de vela y kayak correspondientes al Plan de Apoyo a la Educación Física Escolar que pone en marcha el Patronato Municipal de Deportes con la colaboración de la Escuela de Vela Playa Casería de Ossio y la ARM Escuela de Piragüismo Isla Kayak.


Lebrero explica que en esta edición, que se ha desarrollado desde el pasado lunes 12 de marzo hasta el pasado miércoles 20 de junio, han participado 720 escolares en vela y 600 en kayak, cuyo programa se ha incorporado como novedad este ejercicio.

Un año más, se han formado grupos de 25 alumnos, aproximadamente, que han participado en sesiones de trabajo teóricas y prácticas cuya duración ha oscilado, dependiendo de las mareas, entre las tres y las cuatro horas. En total fueron 37 las sesiones que se programaron, si bien las condiciones climatológicas adversas obligaron a suspender algunas de ellas. Las prácticas han tenido lugar en el entorno del Club Náutico de la Casería de Ossio y del saco interior de la Bahía de Cádiz y Parque Natural, con una longitud aproximada de una milla.

En el Programa de Vela Escolar han participado alumnos de entre 6 y 16 años de edad procedentes de los siguientes centros escolares: CEIP Vicente Tofiño, CEIP Servando Camúñez, CEIP Casería de Ossio, CEIP Las Cortes, CEIP Arquitecto Leoz, CEIP Cecilio Pujazón, CEIP Camposoto, CEIP La Ardila, CEIP Almirante Laulhé y CEIP Raimundo Rivero.

Por su parte, en el Programa de Kayak Escolar han tomado parte niños de entre 7 y 16 años, que pertenecen a los siguientes centros educativos: CEIP Camposoto, IES Jorge Juan, CEIP Cecilio Pujazón, CEIP La Ardila, Colegio Miramar, CEIP Raimundo Rivero, CEIP Puente Zuazo, CEIP Reina de la Paz, CEIP Padre José Casal Carrillo, Colegio Carmelitas y CEIP Los Esteros.

En la vela, la parte práctica de cada sesión se ha llevado a cabo a bordo de raqueros, de dos a cuatro, apoyados por embarcaciones tipo zódiac. Precisamente, el CN Casería de Ossio se ha encargado de la parte técnica aportando monitores titulados por la Federación Andaluza de Vela.

Entre los conceptos que han aprendido y puesto en práctica los participantes de esta iniciativa se encuentran la familiarización con la embarcación y con los vientos del mar, el conocimiento de la arboladura y la recogida de las velas, el gobierno de la embarcación, técnicas para la seguridad en el mar y nudos marineros básicos.

Del mismo modo, para las prácticas de kayak se han utilizado embarcaciones tipo sit on top simple y autovaciables, que también han sido acompañadas por zódiacs. En este caso es la ARM Escuela de Piragüismo Isla Kayak la que se ha encargado de la parte técnica, aportando monitores titulados por la Federación Andaluza de Kayak.

Los alumnos que han participado en este programa han aprendido a familiarizarse con la embarcación y sus partes, las diferentes colocaciones en el kayak y cómo dirigirlo y manejarlo, el vuelco, el adrizamiento de dicha embarcación, la seguridad en el mar y el rescate de emergencia, así como los nudos marineros más rudimentarios.

El coste de la actividad ha sido de seis euros por alumno en el caso de la vela, y cinco para los alumnos que participaron en el programa de kayak, que se abonaron en el CN Casería de Ossio el mismo día de la actividad. Los libros de aprendizaje fueron costeados por los patrocinadores y el Patronato Municipal de Deportes ofreció de forma gratuita los seguros de accidentes de los alumnos y su traslado en autobús.

“Los programas de vela y kayak incluidos en del Plan de Apoyo a la Educación Física Escolar impulsado desde el Patronato han vuelto a contar con un gran índice de participación y eso es una buena prueba de que avanzamos en nuestro objetivo de acercar el deporte y sus valores a los colegios. El programa de kayak, además, ha debutado este año con una aceptación considerable. San Fernando es la Ciudad del Deporte, pero además es una ciudad en la que el mar forma parte de su identidad, por lo que entendemos que el aprendizaje recibido por estos jóvenes de 6 a 16 años que han participado en los programas va a resultarles de gran utilidad. Seguramente, muchos de ellos se aficionen a alguna de estas disciplinas y hagan de la vela o del kayak su deporte favorito. Hay que agradecer al Club Náutico Casería de Ossio y a la ARM Escuela de Piragüismo Isla Kayak su colaboración, así como a todos los que han hecho posible que esta iniciativa se haya hecho realidad un año más”, señala Lebrero.

Compartir con: