Costa Cádiz Comunicación

 Novedades

Un “zasca” al señor Curtido y a sus ganas de “reventar la Tesorería municipal”

Un “zasca” al señor Curtido y a sus ganas de “reventar la Tesorería municipal”
18 octubre
19:46 2017

Redacción | Rota.- Tras el revuelo entre los ciudadanos por la subida de los impuestos municipales, y los argumentos esgrimidos por los diferentes partidos de la oposición en el pleno ordinario del mes de octubre, celebrado ayer en el Salón Capitular del Castillo de Luna; el primer teniente de alcalde, Daniel Manrique, se ha dirigido a la ciudadanía y a esos gobernantes que han ocupado sillones municipales en anteriores legislaturas, para explicar con todo detalle la situación económica del Ayuntamiento de Rota.

PUBLICIDAD

El delegado ha explicado que la gestión económica realizada por el Gobierno en los últimos dos años y tres meses al frente de este Ayuntamiento, ha permitido mantener los servicios que se ofrecen a los ciudadanos y pagar y por tanto haber reducido la deuda municipal de este Consistorio en 11.653.079 euros. Tanto es así, que la deuda de 57.607.340 euros que había en junio de 2015 al inicio de la presente legislatura, se ha reducido actualmente hasta los 45.954.261 euros, para dar cumplimiento a la obligación que impone el Gobierno de la Nación a los ayuntamientos de pagar toda la deuda en diez años.

Asegura que el presupuesto municipal actual (incluyendo Ayuntamiento, AREMSA y Centro Especial de Empleo), y que está fijado en 2017 en 47.256.274 euros, cantidad que corresponde por un lado a los ingresos que obtiene el Ayuntamiento y por otro a los gastos que soporta.

Como recuerda Manrique, los ingresos, tal y como explicó el delegado provienen en su mayor medida de los tributos de los ciudadanos: 30,7 millones de euros, lo que supone un 65% del total de ingresos; y de la Aportación que el Estado y la Junta hacen en función del número de habitantes de cada municipio, que en el caso de Rota supone 11,2 millones de euros (23,86% de los ingresos).

En menor medida, el Ayuntamiento obtiene ingresos del rendimiento y enajenación de patrimonio (2 y 2,3 millones respectivamente), de subvenciones (734.000 euros) y de activos financieros (18.000 euros).

En el capítulo de gastos, el presupuesto destina 22,9 millones de euros, es decir, un 48,58 % a la nómina del personal municipal. La segunda cantidad en importancia se centra en el pago de deudas con bancos, lo que supone 5,4 millones de euros (11,63 % del total de gastos). A partir de ahí se atienden otras partidas como las inversiones a las que se destinan 4 millones de euros, un 8,4 %; al pago de subvenciones a asociaciones y ayudas sociales (1,9 millones de euros), limpieza viaria (2,7 millones), consumo eléctrico incluido alumbrado público (1,4 millones de euros), suministros (5,8 millones).

Tras explicar en detalle cuál es el presupuesto municipal, con sus gastos e ingresos, cual es la deuda que había y la que hay en el Ayuntamiento de Rota, y a qué se ha destinado el dinero en estos dos años, no ha podido obviar los últimos requerimientos que han llegado en su mayoría por parte del Gobierno Central, y que suponen para este Ayuntamiento el pago de 2,1 millones de euros de más sobre lo previsto en el presupuesto. Entre ellas se encuentra el requerimiento judicial del Contencioso por el que nos dan un plazo para pagar 362.000 euros para cubrir la parte de la expropiación del parque San Fernando que el anterior equipo de Gobierno dejó de pagar, y que ahora se reclama al Ayuntamiento por vía judicial, algo a lo que el Ayuntamiento ya ha hecho frente.

Además, el Gobierno central ha dado a Rota una “desagradable sorpresa” con dos asuntos. Por un lado el Ministerio de Hacienda exige los intereses de demora por la cantidad que este Ayuntamiento ha tenido que devolver de la compensación del IBI de la Base. Y la segunda “sorpresa desagradable” ha llegado del Ministerio de Industria, que reclama la devolución de una subvención de un millón de euros que no se justificó correctamente en 2009”.

Con estos requerimientos que llaman a la puerta no del Ayuntamiento, sino al bolsillo de todos los roteños, Daniel Manrique explicó que aunque ya se han recurrido estos dos últimos pagos, el Ayuntamiento se ve obligado a hacer frente a esta cantidad, ya que de lo contrario no recibiría las aportaciones de la PIE. Este es el motivo, tal y como indicó el delegado, de que el Consistorio tenga que tomar medidas como la modificación de las ordenanzas fiscales aprobadas ayer en Pleno.

Para Manrique, la actual situación económica viene heredada de una nefasta gestión económica por parte del anterior equipo de gobierno compuesto por PP y RRUU,  los únicos responsables de haber dejado las arcas municipales, endeudadas. Y aunque suene a tópico, es la verdadera realidad de un consistorio que se preocupa por pagar y no vender a bombo y platillo, como hace el señor Curtido en cada pleno respondiendo a su intención de “reventar la Tesorería municipal” con la idea de aumentar el gasto y disminuir los ingresos. Algo que el actual delegado de Hacienda, no esta dispuesto a permitir, ya que de proceder de esta manera, perjudicaría seriamente no solo al Ayuntamiento, sino a todos los ciudadanos.

Así las cosas, el delegado insta al portavoz de los populares en Rota, Oscar Curtido, a mediar ante su partido y hacer uso de las buenas relaciones de las que hacen gala con dirigentes populares como Antonio Sanz, para parar el “atraco del PP”, y para que el Gobierno de la Nación atienda los recursos interpuestos por este Ayuntamiento para que Rota no tenga que pagar entre otras asuntos intereses de la compensación del IBI que por justicia le corresponde.

Sí ahondamos un poco más en el tema, el “zasca” de la sesión plenaria celebrada este pasado martes, se lo llevó el portavoz del grupo municipal Popular, Óscar Curtido, quién expuso sus argumentos para que Rota no tuviera que sufrir la inminente subida de impuesto.  Curtido en el uso de la palabra, recomendó al equipo de Gobierno “bajarse los sueldos”, algo que no tardó en ser rebatido por parte del primer teniente de alcalde, quién recuerda que al principios de la legislatura, fue el equipo de Gobierno el primero en bajar sus nóminas, llegando a reducir el gasto anual en 200.000 euros. Con este dato encima de la mesa, Manrique pidió que sean ahora los grupos de la oposición, los que hagan gala de sus propias propuestas y se lo bajen también, de ser así, el equipo de Gobierno, no pondría ningún impedimento a una nueva bajada salarial, en lo que va de mandato.

De igual manera, no fue el único “zasca” de la tarde, ya que el primer teniente de alcalde recordó públicamente no sólo al PP, sino a los ciudadanos que siguen al dedillo la actualidad roteña, que el señor Óscar Curtido, pasará a la historia por el ser el delegado de Hacienda que más ha subido los impuestos.

PUBLICIDAD

Compartir con:

Noticias relacionadas