Muchos años de espera y  reivindicación por parte de partidos políticos y ciudadanos para que Rota pudiera hacer frente a las necesidades que conlleva prestar servicios a una ciudad, que tiene ocupado un tercio de su término municipal y que alberga más de 15.000 personas en su interior.

La histórica reivindicación de la ciudad para recibir una compensación por la servidumbre militar de la Base, ha dado un gran paso con la inclusión de una enmienda relativa al trato especial a Rota en el Proyecto de Ley Orgánica de modificación de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) que se debate en las Cortes.

Esta enmienda, será firmada por la máxima responsable de la localidad, Eva Corrales y su socio de gobierno Lorenzo Sánchez junto al  Secretario de Estado de Administraciones Públicas en diciembre de 2012, Antonio Beteta, para que Rota se viese compensada por la servidumbre que supone tener ocupada una tercera parte de su término municipal por el recinto de la Base Naval.

Uno de los aspectos recogidos en este convenio, y que ya se ha cumplido, es la recuperación para el Ayuntamiento del cobro del impuesto de circulación a vehículos de la Base, un impuesto que a pesar de estar ganado por sentencia en los tribunales en 1994, fue eliminado por el gobierno del PSOE en Madrid de manera unilateral. Recuperado el citado impuesto, el protocolo incluía el compromiso para atender los impuestos que el Ayuntamiento no ingresa de la Base, un aspecto que se cifra según un estudio externo encargado por este Ayuntamiento entorno a unos 3,5 millones de euros.