La semifinal se pone complicada. Pero no por las agrupaciones que generalmente conocemos, si no por de quien no esperábamos.

Esto pasaba con la comparsa del Jona. Una agrupación que si bien es cierto que viene empujando fuerte desde hace algunos años; este año quería reventar. Un año un tanto complicado para la modalidad, por no faltar los grandes, pero ha dejado claro que esto no es solo cosa de unos cuantos; y si lo es, el también entra en el saco. Y lo dejo claro con dos pasodobles con una letra sobresaliente, una de ellas a Pedro el Majara, que vió como la voz de sus hijos se rompían ante la petición de ser pregonero del Carnaval de Cádiz.

Igual pasa con Rendón y su grupo, con el que deja claro que él también está para luchar por ese puesto en la final. Dos increíbles que nos dejó en sus pasodobles y que sin duda no fueron fáciles de olvidar.

Otra de las sorpresas fue la chirigota chiclanera de los Molina «Los Serenissimos». No sabemos que va a pasar en el corte, pero tal vez nos den también la sorpresa de colarse en la final. Fuerza y ganas le pone este grupo (el bombo ni te cuento). Lo tienen difícil pero ya han dejado claro que se codean entre los mejores del concurso. Pero habrá que esperar y ante todo Serenidad, serenidad, serenidad,… . Muy buenos cuples que nos dejaron en esta noche de semifinal estos chiclaneros.