La concejala de Juventud, Encarna Marín, ha dado a conocer una novedosa propuesta que tendrá lugar los días 31 de octubre y 1 de noviembre en el Centro Cultural de Puerto Real (Paseo Marítimo junto a la Biblioteca Municipal). Se trata de una noche de terror que proponen el Ayuntamiento y la asociación cultural Fénix a los jóvenes de 12 años en adelante.

La propuesta se ha denominado “El laboratorio del pánico” y según ha explicado Juan Rosendo, integrante de la asociación Fénix, consistirá en una actividad grupal con temática de terror y suspense que adentrará a los participantes en una especie de pasaje del terror “aunque con matices muy originales que lo hacen diferente a otros eventos de este tipo”. Quienes se inscriban participarán en una gymkhana en la que integrantes de la asociación Fénix actúan como coordinadores y a su vez como actores que van orientando la actividad creando un espacio de juego interactivo.


El Centro Cultural estará decorado para la ocasión recreando un ambiente inspirado en un laboratorio químico en el que se irán sucediendo los diferentes juegos. “Dado que habrá escenas de verdadero pánico se aconseja a los más miedosos abstenerse de participar en la actividad, por el contrario animamos a los menos asustadizos a venir porque merece la pena, tal y como se ha demostrado en otros lugares donde se ha desarrollado otros años”, comentaba Rosendo.

Ambos días habrá dos sesiones: la primera prevista a las 19:30 horas y la segunda a las 21:30 horas. Para participar habrá que inscribirse previamente en la Casa de la Juventud (C/ Soledad, 54) de lunes a viernes de 8:00 a 14:30 horas, y los martes y jueves por la tarde 17:30 a 19:30 horas.

Encarna Marín animaba a los jóvenes a vivir esta experiencia novedosa al tiempo que agradecía a la asociación Fénix, formada por un equipo de personas multidisciplinar muy completo (animadores socioculturales, actores, profesores, fotógrafos, diseñadores de actividades, etc.) con una amplia experiencia, esta propuesta realizada al Ayuntamiento para que los jóvenes disfruten de una noche de “miedo”.

Compartir con: