La teniente de alcalde de Infraestructura y vicepresidenta de Apemsa, Carmen Ojeda, ha informado que “los vecinos y vecinas de Federico Rubio contarán, dentro de unas semanas, con una nueva tubería de mayor diámetro para que la presión del agua que les llega no se vea disminuida”.

Hasta ahora, las viviendas ubicadas en la calle Federico Rubio, en el tramo comprendido entre la calle Santa Lucia y la calle San Bartolomé, se abastecen de una red de distribución instalada hace décadas. Y, como explica Ojeda “el paso de los años ha ido obstruyendo la conducción de forma que el paso de agua incluso se ve mermado; por lo que se han producido fugas de agua y, sobre todo, disminución de presión en las viviendas”.

Apemsa lleva a cabo la sustitución de la conducción siguiendo el mismo trazado actual, instalando una nueva tubería de mayor diámetro, de forma que mejorará la presión, además de disminuir la probabilidad de fugas.

La obra, que comenzó a principios de este mes de noviembre, tiene un plazo de ejecución de 2 meses y está a cargo de la empresa Cimentia Construcción y Gestión S.L., con un presupuesto de 20.012,70 euros.

Compartir con: