publicidad


Redacción | San Fernando.- La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, ha mantenido hoy una reunión con responsables y representantes de Unión de Parálisis Cerebral (Upace), en la que la asociación ha solicitado al Ayuntamiento la cesión de una parcela anexa a la residencia ubicada en la Avenida Al Ándalus y donde pretende habilitar un complejo deportivo para personas con discapacidad que contará con una piscina, una pista deportiva de boccia y unos vestuarios.

La cita ha servido para que la dirección, miembros de la junta directiva, consejo de dirección y consejo escolar hayan trasladado a la regidora de la ciudad una solicitud que, como explicó el director de Upace-San Fernando, José Manuel Porras, ya fue elevada a anteriores corporaciones sin que se obtuviera el beneplácito para unas instalaciones que no solo atenderán la demanda de los residentes y usuarios de Upace, sino que vendrán a suponer un paso importante para hacer realidad la Ciudad de la Inclusión por la que trabaja el equipo de gobierno municipal.

publicidad


Patricia Cavada ha querido felicitar a Upace por la intensa actividad que esta institución lleva a cabo “y fruto de ella es su inquietud reflejada en un proyecto que valoro como alcaldesa. Si queremos continuar avanzando hacia la Ciudad de la Inclusión no solo tendremos que contar con los equipamientos actuales de calidad, sino ir incrementándolos en los espacios públicos para hacer realidad la integración de las personas con discapacidad”. Cavada manifestó que San Fernando “debe seguir creciendo y este es un proyecto que nos haría crecer para convertirnos en la Ciudad de la Inclusión: con la participación y en beneficio de toda la ciudadanía, incluyendo a quienes padecen algún tipo de discapacidad”.

La alcaldesa quiso detallar a los representantes de Upace los proyectos que el equipo de gobierno está poniendo en marcha para eliminar las barreras arquitectónicas, la adecuación de los edificios municipales y el aprovechamiento de los espacios existentes para el uso por parte de todos y todas tal y como marca la legislación. “Desde hace años no se ha hecho absolutamente nada en este sentido -explicó Cavada-, y ahora vamos a adaptar el actual edificio del Museo Histórico Municipal dado que será la nueva sede de la Alcaldía, los grupos políticos y Atención al Ciudadano, realizando una inversión que perdurará en el futuro. Cuando nos traslademos al Ayuntamiento una vez remodelado, ese espacio formará parte de nuestro eje cultural de la calle Real y estará ya totalmente adaptado”. También se refirió al Centro de Congresos, donde no están eliminadas las barreras arquitectónicas, para el que  se está preparando un proyecto de adecuación como también lo vienen reclamando históricamente los dirigentes de Upace y de otros centros inclusivos. “Estamos hablando de una planificación en la que iremos avanzando gradualmente y en la que se contemplan no solo nuestras actuaciones, sino la colaboración con las asociaciones e instituciones que luchan por la inclusión social”, señaló la primera edil.

La alcaldesa les trasladó que desde el Ayuntamiento se estudiará la viabilidad urbanística y administrativa de la solicitud de cesión del terreno de casi 700 metros cuadrados anexos a la actual residencia, ubicado en la confluencia de la Avenida Al-Ándalus esquina con calle Trajano, y que se encuentra actualmente en desuso. José Manuel Porras manifestó su agradecimiento al equipo de gobierno y anunció las intenciones de Upace para conseguir la financiación necesaria de un proyecto que, según apuntó, está presupuestado en alrededor de 180.000 euros.

El nuevo complejo deportivo y de ocio

El terreno que Upace ha presentado a la alcaldesa cuenta con una superficie de 685 metros cuadrados y unas dimensiones medias aproximadas de 35 metros de profundidad y 19,50 metros de ancho. La parcela se encuentra libre de edificación. Se pretende aprovechar el espacio dándole un uso deportivo y de ocio y la propuesta que se presenta consiste en la instalación de una piscina de rampa, adaptada específicamente para el uso de personas con discapacidad; una pista deportiva de boccia (juego similar a la petanca, destinado a personas con discapacidades totales o parciales en sus extremidades, que se extenderá a lo largo de 72 metros cuadrados, y unos vestuarios separados por género con una superficie construida de 46,27 metros cuadrados.