Tras meses trabajando en un nuevo borrador de ordenanza que agilice las licencias urbanísticas, Urbanismo se ha reunido con la plataforma de comerciantes Revive El Puerto para exponerles las líneas básicas que buscan agilizar y flexibilizar los trámites de licencias urbanísticas y consensuar con este colectivo algunas medidas.

En palabras del Delegado de Urbanismo, Ángel Quintana, “la necesidad de una modificación profunda de la actual ordenanza parte principalmente de la búsqueda de agilizar, simplificar y actualizar los diferentes trámites de licencias, acompañando este nuevo instrumento de la incorporación de la tramitación electrónica. Es vital para el futuro de nuestra ciudad que abordemos esta reforma con el rigor que merece. Tras poner a nuestros equipos a trabajar con esta premisa y aprobar nuestro Plan Normativo somos todo oídos para que la ciudadanía a través de los colectivos, como el de la plataforma de comerciantes, aporten ideas como primeros interesados y hacerlas nuestras. Estamos comprometidos con darle un revulsivo a este caballo de batalla por el bien del emprendedor”.

La actual ordenanza, que entró en vigor en 2012, necesita de una importante actualización a nivel jurídico debido a los diferentes cambios normativos que se han producido a nivel estatal y autonómico, incluso con la entrada en vigor del actual PGOU a posteriori.

El equipo de gobierno, desde su entrada en junio de 2015 ha ido rescatando en sus diferentes encuentros con los representantes de colectivos y sectores de la ciudad, las propuestas y necesidades de cara a la mejora de los trámites con la administración. Estas reivindicaciones, junto con la experiencia del día a día del personal técnico municipal, han sido las bases de trabajo que se han tomado para la redacción de la nueva ordenanza. Para ello hay un grupo técnico-político, entre los que participa personal de Licencias, Asesoría Jurídica, OAC y Secretaría, que se reúne dos veces en semana para tener un borrador definitivo para finales de verano. Y así llevar a trámite de aprobación en el último trimestre del año.

Entre las novedades que se estudian como eje principal está la implantación de la Declaración Responsable en un amplio número de actuaciones eliminando controles previos municipales y facilitando al promotor poder comenzar desde el minuto uno las obras o actividades. Otra de las novedades planteadas es la flexibilidad en los cambios de usos, que facilitaría el dinamizar el comercio y sector servicio de nuestra ciudad y su repercusión en la creación de nuevas actividades y su consecuente empleo. La nueva ordenanza se elabora trabajando en paralelo con la incorporación de la tramitación electrónica, lo que hará ser más ágiles y funcionales en la tramitación y poder dar información actualizada de cada expediente en cada momento.

Esta apuesta del equipo de Gobierno por un cambio en la ordenanza junto con el impulso en el Plan Especial del Casco Histórico-PEPRICHYE – posibilitarán una recuperación del Centro dando cumplimiento a lo que por gran parte de la ciudadanía se requiere.

Compartir con: