Redacción | El Puerto.- Modernizar e informatizar los procesos para la tramitación de licencias y expedientes eran dos de los objetivos marcados a corto y medio plazo por el área de Urbanismo que gestiona el primer teniente de alcalde Antonio Fernández.

En este sentido Fernández ha anunciado que ya está en vigor la Declaración Responsable de Efectos Ambientales (DREA),  obligatoria para la tramitación de todas aquellas actuaciones sujetas a la ley 7/2007 de Gestión Integrada de Calidad Ambiental (GICA).


El objetivo de poner en marcha esta declaración responsable es precisamente agilizar al máximo las licencias que se tramitan desde Urbanismo, “un área que es fuente de ingreso municipal y que inexplicablemente sobrevive con sistemas burocráticos obsoletos que no responden a las necesidades de la ciudadanía”, según ha puntualizado Antonio Fernández.

El delegado municipal ha explicado además que desde el área seguimos trabajando de cara a implantar nuevos y mejores sistemas que agilicen el trabajo diario y los tiempos de la burocracia, “beneficiando así por un lado a la ciudadanía y por otro el trabajo de los empleados públicos”.

Siguiendo con temas relacionados con el área de Urbanismo el responsable municipal ha anunciado que hoy mismo ha solicitado al Servicio Jurídico del Ayuntamiento de El Puerto la convocatoria de la Mesa de Seguimiento para la regularización de las ARG. “Aún faltan por nombrar algunos representantes por parte de colectivos implicados pero es necesario dar máxima agilidad a este tema, ya que la regularización de viviendas está contemplada en el PGOU y tenemos que ponernos manos a la obra”, según ha puntualizado Fernández quien, según previsiones, apunta al próximo mes de junio para la celebración de esta Mesa de Seguimiento.

En otro orden de cosas y en relación a la propuesta debatida esta mañana en el pleno ordinario y urgente Antonio Fernández ha explicado que tras la aprobación de la misma con el apoyo del grupo Ciudadanos el Ayuntamiento solicitará al Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDEA) la inclusión en el programa de ayudas para la renovación de las instalaciones de alumbrado público exterior. Una medida que de llevarse a efecto “supondría por un lado un ahorro económico en el alumbrado público y por otro la homogeneización de las infraestructuras de un Ayuntamiento del siglo XXI anquilosado en siglos pasados”.

Compartir con: