publicidad


Hoy ha sido presentado en el Palacio de los Guzmanes de Sanlúcar de Barrameda el primer volumen del Catálogo de Bienes Muebles de la Fundación Casa Medina Sidonia, que ha visto la luz gracias a la colaboración con la Fundación de la Diputación de Cádiz y dos consejerías de la Junta de Andalucía, la de Cultura y la de Fomento y Vivienda. El resultado son 750 ejemplares que reflejan el trabajo de inventariado del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Han participado en la presentación de esta obra la presidenta de la Diputación, Irene García; el alcalde, Víctor Mora; el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López García y la directora conservadora de la Fundación, Liliane Dahlmann. Todos han coincidido en calificar esta fecha como “un día muy importante para Sanlúcar” que permite abrir este patrimonio de gran riqueza cultural, histórica y artística a la ciudadanía en general y a investigadores en particular.

En este primer volumen se incluyen 125 obras, fundamentalmente pinturas y esculturas. Actualmente se continúa la labor de inventariado que dará como fruto un segundo tomo del catálogo, que permitirá conocer y clasificar todo el patrimonio de bienes muebles y facilitará poder desarrollar una estrategia de conservación del mismo.

Irene García ha destacado que con esta publicación se persigue no sólo la “puesta en valor del patrimonio”, sino, con la ayuda también de Internet y las nuevas tecnologías, “hacerlo accesible en condiciones de igualdad a toda la ciudadanía”. Para ello ha señalado como fundamental “la unión de todas las administraciones en torno a esta Fundación y sus propósitos”

Además ha ensalzado el minucioso y riguroso trabajo del Instituto Andaluz de Patrimonio con cada una de las obras que componen este catálogo y ha defendido la necesidad de que se siga trabajando en otro proyecto de gran envergadura: la digitalización de los más de seis millones de documentos del archivo histórico de la Fundación Casa Medina Sidonia para ponerlos a disposición del público y poder así “conocer parte de nuestra historia y de dónde venimos”. Para la presidenta de Diputación estos trabajos de digitalización constituyen “un proyecto que no se puede paralizar” y que debe concluir con que todo el archivo se pueda consultar libremente desde cualquier lugar del mundo.

Irene García también ha agradecido la labor de la Fundación para la perfecta conservación de este legado que “va a permitir que continuemos disfrutando durante muchas generaciones de los bienes muebles que contiene de este edificio”.

La aportación de la Diputación para el funcionamiento de la Fundación durante los cuatro años del actual mandato asciende a 600.000 euros, a través de convenios que se renuevan cada año. A lo que hay que sumar otros proyectos como la impresión de este catálogo, que ha supuesto una inversión de la Diputación de 16.000 euros más.

Compartir con: