Redacción | Cádiz.- El concejal Movilidad, Martín Vila, ha acusado hoy al delegado provincial de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, de volver a usar a la administración para atacar a la gestión que se realiza desde el Ayuntamiento ante su incapacidad de asumir las responsabilidades sobre la Estación de Autobuses, “como es habitual en él”.

Martín Vila ha  salido al paso de las declaraciones de Fernando López que “de nuevo buscan culpar a otros de su falta de gestión y de su incapacidad para abrir la terminal de autobuses”. En este sentido, Vila ha reprochado la falta de lealtad institucional “puesto que desde este Ayuntamiento, a través de su representante ya transmitimos nuestra preocupación por este retraso a la delegada de Fomento de la Junta de Andalucía en el Consejo de Administración del Consorcio Metropolitano de Transporte por ser éste el órgano en el que se deben trasladar las inquietudes y los preocupaciones”.


Pero “como ya nos tiene el señor López Gil acostumbrados, vuelve a usar a la administración para mezclar los intereses de la Junta de Andalucía con los de su partido, justo ahora que comenzamos la campaña electoral”. Es por esto por lo que el concejal de Transporte ha invitado al delegado de la Junta a que actúe como tal y no como “ariete del PSOE”. “No nos sentimos ofendidos si nos llama Robin Hood, pero esperamos que él no se comporte como el sheriff de Nottingham”.

Martín Vila ha vuelto a incidir en el compromiso que tiene el Ayuntamiento con la Estación de Autobuses y con la Avenida de Astilleros, al recordar “los 500.000 euros que están presupuestados por parte del Consistorio para tareas provisionales y para adecentar la avenida de Astilleros. Este es nuestro compromiso con el desarrollo de esta importante vía de la ciudad”.

Por último, Vila ha pedido a Fernando López Gil que en su calidad de delegado conteste a las peticiones que se realizan desde los distintos ayuntamientos como es el caso de la cesión del uso del suelo de la Ciudad de la Justicia, otro de los proyectos que aún están en un cajón.

Compartir con: