Tras la reclamación de FACUA Sevilla, Vodafone ha abonado a un usuario 515 euros con los que infló sus recibos durante más de un año al aplicarle una tarifa mucho más cara que la ofertada y facturarle “pagos a terceros” que no había solicitado.

Para evitar que se marchase a otra compañía, en diciembre de 2017 Vodafone ofreció a Justo López Garrido una tarifa fija de 80 euros mensuales por sus dos líneas fijas, dos móviles y un servicio de fibra y televisión. Pero tras aceptar la oferta, el usuario comenzó a recibir facturas por cuantías mucho más elevadas que la compañía se negaba a rectificar con la excusa de que el comercial que se la vendió se equivocó al explicarle la tarifa. Además, los recibos comenzaron a incluir cargos por servicios de telecomunicaciones supuestamente contratados con terceros de los que el afectado no tenía conocimiento.

FACUA reclamó que rectificase las facturas

Ante la negativa de Vodafone a aplicarle la tarifa contratada y devolverle las cantidades cobradas irregularmente, Justo se asoció a FACUA para que emprendiese acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación se dirigió a la compañía para solicitarle que enviase la grabación de la conversación en la que se formalizó el contrato para verificar las condiciones de la oferta y que rectificase todos los recibos para aplicar la tarifa aceptada por el usuario. Asimismo, le reclamó la devolución de los cargos que el afectado no reconocía.

Finalmente, Vodafone ha realizado a Justo un ingreso de 515 euros. La cantidad es la suma de los casi 400 euros con los que infló sus recibos a lo largo de más de un año al aplicar una tarifa más alta que la ofertada y los importes de todos los servicios de “pagos a terceros” que no había contratado. “Si no fuera por FACUA, estas multinacionales se saldrían siempre con la suya cuando nos intentan tomar el pelo y quedarse con nuestro dinero”, explica el usuario.

En la respuesta a la reclamación de FACUA Sevilla, la Unidad de Servicio al Cliente de Vodafone no aporta la grabación del contrato, pero plantea que “una vez analizados los hechos” se ha procredido al ingreso de “dos abonos de importes 391,36 euros y 123,60 euros, impuestos indirectos incluidos, correspondientes el primero a la diferencia de facturación por la oferta que se le hizo en su día y el segundo por el concepto de pagos a terceros incluidos en sus facturas“.

Compartir con: